Economía

Café mezclado con turismo

El delicioso grano nicaragüense que se cultiva en Matagalpa y Jinotega fomenta el agroturismo

grano-de-oro
|

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Es el café uno de los elementos distintivos de nuestra Nicaragua y además de deleitar el paladar de quienes degustan la bebida y ser un rubro exportable importante, ahora también se expande para el desarrollo del agroturismo en el país, sobre todo en los departamentos de Jinotega y Matagalpa, principales cultivadores del llamado grano de oro.

Turistas nacionales y extranjeros se sientes hoy atraídos por la aventurera Ruta del Café, promovida por el Buen Gobierno Sandinista a través del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur).

La comunidad La Fundadora, de la Ciudad de las Brumas, en Jinotega, acoge la Cooperativa Multisectorial La Reforma, creada en 1999 y que aglomera a 54 socios quienes han logrado convertir en atractivos turísticos 115 manzanas del cultivo de café.

Guadalupe Castro es fundadora de esta cooperativa y explica como a través del Programa crediticio Crissol-Café obtuvieron préstamos con intereses bajos que les permitió incrementar su capital y ampliar las tierras cafetaleras que se convierten en lugares para hacer turismo hasta crear el Tour del Café, relató.

Este paseo, explica Castro, ofrece un recorrido a pie por esas tierras cafetaleras además de una ruta de senderismo por la zona de café de montaña o por la llamada Cascada La Bujona, donde se cosecha el grano de oro.

Y por si fuera poco, los turistas pueden hospedarse en la finca donde han creado un acogedor Eco Albergue con cabañas cómodas, rústicas y a precios accesibles.

“Con las ganancias que obtenemos del café, cuidamos el bosque en la zona. Turismo y café, son una buena combinación en este lugar donde el clima también es un regalo de Dios porque es fresco”, refirió Castro.

La Finca La Lotería, propiedad del cooperativista Agustín Rivera Pérez, también forma parte del tour café. La finca cafetalera, muy visitada por turistas nacionales y extranjeros, se ha convertido un punto de referencia del agroturismo, partiendo que en la misma se aprende los diferentes procesos de preparación de esta rica bebida.

“Conversamos y compartimos con los turistas todo el desarrollo del cultivo y procesamiento del café desde la selección de la semilla hasta llevarlo a la taza de manera artesanal, como lo hacían nuestros ancestros”.

“Estamos a una altura de mil 260 metros sobre el nivel del mar con una temperatura promedio entre 16 y 21 grados y esto nos permite cultivar variedades de café arábigas de excelente sabor de taza”, expuso.

También como parte de la gira turística, se les explica a los visitantes sobre un trabajo investigativo que actualmente realizan con el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (Inta) a través del cual estudian 11 variedades de café para volverlas más resistentes a la broca y la roya así como mejorar el nivel productivo y pasar de 12 quintales promedios por cada manzana a 35 quintales.

Quienes visitan el lugar no dejan de llegarse a la Perla del Septentrión, en Matagalpa y de ahí al famoso Castillo del Cacao, donde dos inversionistas holandeses y un chileno decidieron mezclar el cacao y el café para producir un chocolate único cuyo sabor ha enamorado a nacionales y extranjeros.

La ciudadana estadounidense Lydia Wilkels es una de las miles de turistas que se ven fascinadas al visitar el Castillo del Cacao y tras degustar su café y su chocolate, decidió quedarse unos cuatro meses en Nicaragua disfrutando de la cultura y la calidad de su gente.

“Los nicaragüenses son gente amable, hospitalaria, generosas. Ofrecen ayuda a cualquier persona que lo necesita lo cual es muy diferente a la cultura de mi país donde la gente es más individual. Nicaragua es una comunidad muy fuerte, y esa es mi parte favorita por la que me gusta este país”, dijo la motivada turista.
mem/ybb

también te puede interesar