Economía

Ponen en marcha pacto comercial transpacífico

EE.UU. y otros once países se juntan para eliminar barreras comerciales, establecer normas laborales y ambientales y proteger la propiedad intelectual

acuerdo
EEUU cierra acuerdo comercial con 11 países del Pacífico |

Redacción Central |

El Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica ( TPP, por sus siglas en inglés) fue convenido este lunes en Atlanta, Georgia, tras negociaciones maratónicas del fin de semana, con el propósito de establecer nuevos patrones comerciales en la región Asia-Pacífico.

También se propone estimular los intercambios entre Estados Unidos, Canadá, México, Chile, Perú, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Brunei, Malasia, Singapur y Vietnam.

Sin embargo, voces opuestas a este nuevo arreglo señalan que el gobierno de Barack Obama lo ha promovido como parte de una estrategia para aumentar la influencia estadounidense en las zonas de gran crecimiento económico en esa región, a fin de contrarrestar la presencia creciente de China.

Para el mandatario, se trata de una importante victoria en una pieza central de su agenda internacional pese a las objeciones de muchos legisladores de su propio Partido Demócrata, pero con un inusual apoyo de los republicanos.

Sindicatos comerciales y otros críticos dicen que el acuerdo expondrá a los trabajadores estadounidenses a la competencia extranjera y costará empleos.

Dada la oposición, el destino del tratado en el Congreso es, cuando menos, incierto, dijo Lori Wallach, un importante crítico del acuerdo y director de la organización Public Citizen’s Global Trade Watch.

Muchas de las reducciones de gravámenes y otros cambios anunciados por Obama serán eliminados paulatinamente a lo largo de varios años, de modo que los beneficios para la economía estadounidense tardarían en materializarse.

Obama debe aguardar 90 días antes de firmar el pacto y solo entonces el Congreso empezará a debatirlo. La votación probablemente no ocurrirá hasta bien entrado el 2016.

Peter Petri, profesor de finanzas internacionales en la Universidad Brandeis, cree que el pacto no creará empleos en Estados Unidos, pero pronostica que impulsará los ingresos en 77 mil millones de dólares anuales, a partir de 2025.

también te puede interesar