Economía

Presenta Cuba cartera de negocios por más de ocho mil millones de dólares

Se trata de negocios propuestos por empresas cubanas y que cuentan todos con algún tipo de estudio de viabilidad

FIHAV
Feria Internacional de La Habana 2014 |

Redacción Central |

Cuba presentó este lunes su carpeta de negocios por un valor superior a los ocho mil millones de dólares para promover las inversiones extranjeras en el país en sectores diversos como la energía, el turismo, la agroalimentación y la industria, entre otros.

La 32 Feria Internacional de La Habana Fihav-2014, el mayor marco de negocios para Cuba, sirvió de escenario propicio para que Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior, presentara la llamada Cartera de Oportunidades de Inversión Extranjera.

Malmierca expuso ante empresarios y diplomáticos visitantes a la Feria Internacional una lista de 246 proyectos.

“Los gobiernos podemos hacer mucho para crear un clima pero al final los negocios los tienen que hacer las empresas”, afirmó Malmierca para quien hay un cambio en la mentalidad cubana de hacer negocios con capitales extranjeros, pues antes se los consideraba complementarios de la economía y ahora se los ve como un agente fundamental en algunos sectores.

Reconoció el titular que la isla precisa de recursos externos para sostener su proceso de desarrollo económico y social y lograr que su Producto Interno Bruto (PIB) crezca por encima del cinco por ciento, por lo que se requieren tasas de inversión superiores al 20 por ciento cuando hoy se ubican en el 12 por ciento.

“¿De dónde vamos a sacar esos recursos para tener una tasa de inversión más alta? De recursos que vengan del exterior, porque no tenemos capacidad de ahorro suficiente para invertir dos mil  millones de dólares adicionales cada año”, indicó el ministro.

Tras aprobar en marzo pasado una nueva Ley de Inversión Extranjera, Cuba presenta ahora una cartera de negocios con 86 proyectos en el sector petrolero, 56 en el turístico, 32 en el área de la agroalimentación, 13 en energías renovables, 10 en la industria, 10 en minería, seis en la construcción, cuatro en el sector azucarero, tres en transporte y uno sobre comercio mayorista.

Se trata de negocios propuestos por empresas cubanas y que cuentan todos con algún tipo de estudio de viabilidad.

En esa Cartera de Oportunidades aparece cada proyecto resumido en fichas que precisan la descripción de la actividad, la modalidad de participación extranjera (empresa mixta, contrato de asociación), las potencialidades de mercado y la localización del proyecto, entre otros datos.

“No queremos improvisar, lo que queremos es invertir en aquello que realmente necesitamos”, añadió.

Uno de los elementos sobresaliente es el conjunto de 25  proyectos concebidos para ejecutar en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, primera de su tipo en la isla y que el Gobierno quiere convertir en uno de los motores de desarrollo del país con el concurso de la inversión extranjera.

En concreto, 13 de esos proyectos se inscriben en el ámbito de la biotecnología y medicamentos, seis en áreas industriales como la sideromecánica, industria ligera, química y electrónica; cinco en la agroalimentación y uno sobre energía renovable.

Durante décadas los empresarios foráneos solían encontrarse con problemas de burocracia o impagos y las autoridades cubanas veían con desconfianza a los inversores, pero a partir de la actualización del modelo económico cubano impulsado por el presidente Raúl Castro en 2010 se comenzó una campaña para atraer capitales como parte de la necesidad de echar a andar las finanzas.

Malmierca reconoció las tensiones en torno a la inversión extranjera en el pasado y mencionó como obstáculos las sanciones impuestas por Estados Unidos que inhiben a muchas firmas ante la posibilidad de recibir penalidades por parte de Washington.

también te puede interesar