Economía

Necesidad de puertos de aguas profundas en Nicaragua

La construcción de puertos de aguas profundas en las costas del Atlántico y del Pacífico es una necesidad del país, como una garantía más de soberanía

Proyecto del puerto Monkey Point
Puerto de Aguas Profundas fortalecerá capacidad competitiva de Nicaragua. |

Redacción Central |

La huelga portuaria en Costa Rica reflota hoy la necesidad, añorada por decenios, de la construcción de puertos de aguas profundas en el Atlántico y en el Pacífico del país, previstos en el proyecto del Gran Canal Interoceánico.

Dependientes de la situación socio-político de un país vecino y del engorroso proceso de transportación, las exportaciones e importaciones de Nicaragua son encarecidas por la utilización de terminales en Costa Rica y Honduras.

La mayor parte de la comercialización internacional marítima se realiza mediante los puertos de Limón, en Costa Rica, y Cortés, en Honduras.

La actual paralización de forma indefinida de las actividades en el puerto costarricenses de Limón afectará las ventas internacionales nicaragüenses y en la medida que no se resuelva ese conflicto con brevedad se interrumpirá el mercadeo por cuestiones ajenas, lo cual fue reconocido por Rosendo Mayorga, presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN).

Según expresiones de Mayorga a medios de prensa, las mercaderías de exportación nicaragüenses llegan a las terminales de Puerto Limón, que están a unos seis kilómetros del puerto, pero que los barcos no atracan, se presentarán atrasos y costos que no estaban previstos.

El titular de CCSN señaló que se podría incurrir en pagos adicionales a las líneas marítimas, tanto por la demora de la carga como por los mismos barcos, que no podrán atracar en los muelles, con el consiguiente pago por estadía.

Al respecto puntualizó que los exportadores e importadores tienen que cubrir esos costos extras debido a las demoras, los cuales son altos, agregados e innecesarios, porque ese tipo de imprevistos están fuera de cobertura de seguros, que afectan también las necesidades de los consumidores, sean industriales o de comercio directo, minorista.

La huelga empezó el pasado miércoles en protesta contra la construcción de la terminal marítima privada que hace unos años el Gobierno de ese país dio en concesión a la firma holandesa APM Terminals, determinación de obra que no se detendrá, excepto que haya razones de orden legal que así lo determinen, señalaron medios oficiales ticos.

José Luis Castillo, secretario de prensa del Sindicato de Trabajadores de la Junta Administrativa de los Puertos de la Vertiente Atlántica, de Costa Rica, dijo a medios de prensa que mantendrán la huelga mientras el Gobierno no cambie de parecer, señalándose que al menos 100 sindicatos se les unirán en su demanda, porque están en contra de un monopolio y de la violación a la ley.

Como se puede apreciar, ninguna delegación nicaragüense puede intervenir amigablemente para buscar una solución que beneficie el flujo mercantil internacional mediante esa puerta que es ajena, de otro país, por lo que tenemos que esperar.

Este ejemplo es sencillo, actual y oportuno para todos, comerciantes, industriales y población nicaragüenses, que es necesario tener nuestros propios puertos de aguas profundas, porque con la política de diálogo y consenso de nuestro país, las mercaderías, tanto de exportación como de importación, tendrían un flujo normal.

Una vez más tenemos que apoyar la realización del proyecto sobre el Gran Canal, porque hasta estas situaciones pueden eliminarse y disponer de nuestras propias instalaciones para, de forma soberana, tener nuestros problemas resueltos, sin estar subordinados a la situación político-social de otros países.

también te puede interesar

Boxeo

Nicaragua va por el oro en boxeo

Pugilistas profesionales apoyarán a los nuestros, quienes buscarán ocho títulos. La final se realizará este domingo en el Polideportivo Alexis...