Economía

Mostró crecimiento el Índice Mensual de Actividad Económica

El incremento económico de 7.6 por ciento constituye una de las explicaciones más importante del aumento del empleo y de la reducción de la pobreza en Nicaragua

Redacción Central |

El incremento económico de 7.6 por ciento constituye una de las explicaciones más importante del aumento del empleo y de la reducción de la pobreza en Nicaragua

El Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) mostró un crecimiento promedio anual de 7.6 por ciento por encima del 3.1 observado en el mismo período 2010, de acuerdo con fuentes a las que tuvo acceso La Voz del Sandinismo.

Según el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE) en el período enero-agosto de 2011 el IMAE mostró un crecimiento acumulado de 6.7 por ciento muy por encima del 4.7 por ciento observado en período similar para 2010.

La recuperación económica a inicios de 2010 después de la fuerte recesión en 2009, continuó de manera sostenida alcanzando uno de sus máximos en agosto 2011. Este crecimiento económico constituye una de las explicaciones más importante del aumento del empleo y de la reducción de la pobreza, especialmente en el campo.

Este buen desempeño estuvo sustentado en el dinamismo de comercio, industria, pecuario principalmente, y en menor medida por construcción, agricultura, transporte y comunicación, minería y energía y agua, contribuyendo al IMAE acumulado enero-agosto en +7.8 puntos porcentuales. La actividad financiera y pesca fueron un contrapeso con un aporte negativo de -0.3 puntos porcentuales, aunque viene mejorando su tendencia desde principios del año.

La actividad agrícola presentó un crecimiento acumulado enero-agosto del 2011 de 1.0 por ciento (-3.3 por ciento en 2010), con un crecimiento promedio anual de 8.8 por ciento (-6.2 por ciento en 2010). Esto se debe a la fuerte producción de granos básicos como frijoles, granos básicos, maní y soya, que mantuvieron importantes crecimientos en el ciclo agrícola de la cosecha de primera, estimulados por las condiciones climáticas favorables.

La actividad pecuaria registró un incremento acumulado enero-agosto de 10.9 por ciento. El alto nivel productivo continuó siendo sustentado tanto por la actividad bovina como por la actividad avícola. La alta demanda externa de carne de res siguió estimulando la producción nacional, donde se registra un incremento de la matanza en el período enero-agosto de 22 por ciento respecto al mismo período de 2010. En tanto, la actividad avícola presentó un crecimiento promedio anual de matanza de aves del 12 por ciento y de producción de huevos del 6.8 por ciento, impulsados por la demanda interna.

La actividad pesquera al mes de agosto aumentó 2.5 por ciento impulsado por el cultivo y captura de camarón y langosta. Las expectativas del sector son muy buenas debido al precio internacional tanto del camarón como de la langosta, es así que en el período enero-agosto, los volúmenes de exportación de esos rubros mostraron incrementos acumulados de 17.7 por ciento y 16.3 por ciento, respectivamente.

La actividad industrial mostró un incremento acumulado enero-agosto de 6.5 por ciento, menor al 8.6 por ciento registrado en 2010. En este período el desempeño de la actividad fue sustentado principalmente por el crecimiento observado en las ramas alimentos, bebidas, vestuario, derivados del petróleo, y productos no metálicos, los que aportaron en su conjunto +7.2 puntos porcentuales, fueron un contrapeso los productos de cuero, madera, papel e imprenta y productos químicos con un aporte negativo de -0.4 puntos porcentuales.

El comportamiento acumulativo enero-agosto de la actividad minera registró un aumento del 35.2 por ciento, 3.8 puntos porcentuales menor al mostrado en igual período de 2010 (39%). La evolución de la actividad continuó siendo sostenida principalmente por la minería metálica, en la que el oro y la plata exhibieron aumentos de 69.4 por ciento y 21.1 por ciento en promedio anual, respectivamente.

La construcción en términos acumulados enero-agosto presentó un crecimiento de 17.7 por ciento, muy diferente al 0.8 por ciento registrado en 2010. Este comportamiento está sustentado en la recuperación que viene mostrando la actividad de la construcción tanto privada como pública.

La actividad comercial a agosto mostró un aumento de 7.3 por ciento, levemente menor al 8 por ciento experimentado en el mismo periodo de 2010. Este comportamiento fue impulsado por la comercialización de productos importados, además de la interacción por parte de productos nacionales provenientes del sector industrial y sector pecuario, todos ellos sumaron un aporte global de +9.4 puntos porcentuales a la evolución comercial.

La actividad financiera registró en el periodo enero-agosto un leve decrecimiento de -0.2 por ciento, mejor que el comportamiento manifestado en igual periodo de 2010 (-10.1), mostrando una clara tendencia a la recuperación. La contracción de esta actividad fue provocada por menores ingresos por intereses y comisiones provenientes de tarjetas de créditos, créditos comerciales y micro créditos, asociados a la menor asignación de créditos en meses anteriores.

La actividad energética y de agua reflejó un incremento acumulado en el período enero-agosto de 4.0 por ciento, 2.2 puntos porcentuales menor a la experimentada en el mismo período del año 2010 (6.2por ciento).

también te puede interesar