Economía

Gobierno comprará alimentos básicos a los productores directamente

Destinará 30 millones de dólares para esta compra para evitar que caiga en manos de intermediarios que encarecen los precios al consumidor final

Redacción Central |

Destinará 30 millones de dólares para esta compra para evitar que caiga en manos de intermediarios que encarecen los precios al consumidor final

El gobierno nicaragüense destinará 30 millones de dólares para compra directa a los productores de alimentos básicos y evitar que caiga en manos de una red de intermediación de comerciantes que encarecen los precios al consumidor final.

El Compañero-Presidente Daniel Ortega dijo que la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos (Enabas) comprará a precios justos arroz, frijoles y maíz a los productores para distribuirlos en pequeños expendios en los barrios en Managua y favorecer a los sectores más vulnerables de la población.

Interviniendo el mercado el gobierno intenta frenar la inflación que alcanzó 11.8 por ciento en el primer semestre de 2008.

Arroz, frijoles, aceite, maíz y carnes han sufrido el mayor incremento de enero a junio, según los indicadores del Banco Central de Nicaragua.

Este lunes, el mandatario se reunirá con el gabinete de gobierno del sector agropecuario para promover un mayor esfuerzo de Enabas en la adquisición de granos básicos y asegurar que compre a precios justos a los productores.

Tratarán, dijo, de evitar que aparezca una red de intermediarios que adquieren a precios bajos y comercializan con grandes ganancias.

La operación de compraventa tiene que ser directa con un fondo de 30 millones de dólares, financiados por la cooperación venezolana.

Estos fondos están disponibles para adquirir la cosecha de granos básicos sin intermediarios, agregó.

Advirtió también que alertará a la Policía de Delitos Económicos para castigar a los pequeños expendedores en los barrios que especulen con los granos básicos, en precio y peso, tras quejas de los ciudadanos.

El producto que no llegue con su peso exacto es un delito y lo vamos a castigar seriamente. No podemos permitir que se especule y se juegue con el hambre del pueblo; estos alimentos cuestan sangre , afirmó.

también te puede interesar