Economía

Nicaragua comprará 158 000 barriles de búnker para paliar la crisis de energía

El titular de Energía y Minas dijo que con esa cifra de barriles de búnker tendrán reservas para al menos 18 días

Redacción Central |

El titular de Energía y Minas dijo que con esa cifra de barriles de búnker tendrán reservas para al menos 18 días

Nicaragua comprará 158 000 barriles de fuel oil (búnker), un derivado del petróleo que se utiliza para generar electricidad, con el propósito de paliar la crisis de energía eléctrica que afronta esta nación centroamericana, informó una fuente empresarial.

El ministro nicaragüense de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, dijo en rueda de prensa que la compañía estadounidense Esso Standard Oil, propietaria de la única refinería en Nicaragua, comprará 50 000 barriles de búnker.

Agregó que la estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic), que es parte de la empresa mixta Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), integrada por Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y Petronic, importará otros 100 000 barriles de búnker.

Mientras, el Gobierno nicaragüense comprará a la empresa Recope de Costa Rica 8 000 barriles de ese derivado del petróleo del que, según el ministro, “hay inventarios bajos”.

El titular de Energía y Minas dijo que con esos 158 000 barriles de búnker tendrán reservas para al menos 18 días.

Anotó que los barcos cargueros atracarán en puerto Corinto, 150 kilómetros al noroeste de Managua y a orillas del Pacífico, en esta y la próxima semana, aunque no precisó ni su procedencia, ni el coste de ambas compras.

La adquisición de ese derivado del petróleo fue acordada hoy durante una reunión de emergencia, celebrada en la sede del Ministerio de Energía y Minas, entre delegados de generadoras, distribuidoras, la compañía Esso, ente regulador e instituciones del Gobierno para abordar la situación del déficit energético.

Rappaccioli señaló que en la actualidad existe un déficit en la generación de energía de entre 50 y 60 megavatios, que ha ocasionado racionamientos de luz en circuitos rurales fuera de Managua, aunque también pueden afectar, gradualmente, a la capital nicaragüense.

El déficit, según el funcionario, es porque la refinería no está procesando la cantidad normal de búnker, de 8 000 barriles diarios, por problemas técnicos.

Por otro lado, también surgió ayer un inconveniente con el paro de transporte, que llegó hoy a su tercer día, al ser retenidas varias cisternas que trasladaban combustible, lo cual atrasó la entrega de ese derivado del crudo a las generadoras, añadió.

Agregó, además, que otras plantas no están generando a toda su capacidad por mantenimiento, y los ingenios azucareros, que generan energía a base del desecho de la caña de azúcar, aunque están produciendo, ya no generan los 60 megavatios en plena zafra.

El gerente general de la Esso en Nicaragua, Joaquín Magalhaes, refirió que el problema técnico en el procesamiento de búnker “está medianamente superado”, aunque admitió “no del todo”.

Mientras superan esa falla técnica, afirmó el ejecutivo, van a trabajar “varias alternativas”, incluida la compra de búnker para tener reservas suficientes para la generación de energía.

Desde hace tres años Nicaragua afronta una crisis energética que se agudizó en 2007 por falta de liquidez en el sector, frecuentes averías de plantas generadoras obsoletas y la continua subida de los precios del petróleo.

El 75 por ciento de la energía que consume Nicaragua, 510 megavatios diarios, se genera con base a derivados del petróleo.

también te puede interesar