Economía

Llegan a Nicaragua 89 000 barriles de búnker procedentes de Ecuador

El barco atracó en puerto Corinto, 150 kilómetros al noroeste de Managua y a orillas del Pacífico

Redacción Central |

El barco atracó en puerto Corinto, 150 kilómetros al noroeste de Managua y a orillas del Pacífico

Nicaragua recibió este sábado un cargamento de 89 000 barriles de búnker procedente de Ecuador para paliar la crisis de energía eléctrica que afronta esta nación centroamericana, informó una fuente empresarial.

El barco atracó en puerto Corinto, 150 kilómetros al noroeste de Managua y a orillas del Pacífico, dijo al Canal 8 de la televisión local el presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), César Zamora.

Zamora, quien también es gerente general de la Empresa Generadora Energética Corinto, precisó que los 89.000 barriles de búnker o fuel oil, que es un derivado del petróleo utilizado para generar energía, tiene un coste de 4,3 millones de dólares.

Ese combustible permitirá suplir un déficit de búnker originado por fallas que presenta la única refinería en Nicaragua, propiedad de la compañía estadounidense Esso Standard Oil.

La fuente precisó que la Empresa Generadora Energética Corinto consumirá 60 por ciento (54 000 barriles de búnker) y el restante 40 por ciento (35 000 barriles de fuel oil) empresas generadores estatales.

Este combustible “garantiza que la Empresa Generadora Energética Corinto tenga (reservas) para generar a plena capacidad durante 27 días, y un promedio de ocho días para las plantas del Estado”, añadió.

Zamora explicó que este embarque fue gestionado como parte de sus pedidos regulares con su proveedor, la multinacional suiza Glencore.

“Estos 89 000 barriles (de búnker) vienen a darle un poco de reserva al país”, insistió el empresario, quien advirtió que ayer, ante la falta de ese combustible, tuvieron que generar energía con diesel, que tiene un coste mayor.

“Esperamos que la refinería (Esso) pueda producir el búnker necesario para tener el sistema con reservas de cinco a seis días, que es lo óptimo”, agregó.

Desde hace tres años Nicaragua afronta una crisis energética que se agudizó en 2007 por falta de liquidez en el sector, frecuentes averías de plantas generadoras obsoletas y la continua subida de los precios del petróleo.

El 75 por ciento de la energía que consume Nicaragua, 510 megavatios diarios, se genera con base a derivados del petróleo.

El déficit en la generación ha alcanzado hasta cien megavatios por problemas técnicos, económicos y embistes de la naturaleza, pero se ha controlado con las plantas térmicas que ha enviado Venezuela y por la generación de energía a base del bagazo (desecho) de la caña de azúcar.

también te puede interesar