Economía

Nicaragua mantiene metas de crecimiento pese a crisis energética

Se estima que la economía crecerá un 4,2% en 2007, según el presidente del Banco Central del país

Redacción Central |

Se estima que la economía crecerá un 4,2% en 2007, según el presidente del Banco Central del país

El Banco Central de Nicaragua (BCN) minimizó este lunes el impacto de la crisis energética en el desempeño de la economía, que se estima crecerá un 4,2% en 2007, informó una fuente oficial.

“Obviamente que vamos a tener tensiones ligadas directamente al problema de la energía, ya sea por el precio del petróleo (en el mercado internacional) o por los cortes de energía”, dijo el presidente del BCN, Antenor Rosales en un encuentro con corresponsales de prensa extranjera.

Las proyecciones del gobierno son coincidentes con las de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) para Nicaragua, las que están respaldadas en análisis técnicos y “por eso puedo sostener que el crecimiento a va ser este”, sostuvo Rosales.

La entidad monetaria prepara una evaluación del desempeño de la economía durante los primeros seis meses de 2007, aunque hay indicios sobre su comportamiento en algunos rubros que son menos dependientes de la energía para funcionar, agregó.

Sin dar cifras, Rosales dijo que el sector pecuario, donde la incidencia de la energía es menor va, a reportar un crecimiento importante; en cambio en la construcción hay señales de que puede tener una contracción, apuntó.

También mencionó que las Reservas Internacionales a la fecha suman 1,048 millones de dólares “la cifra más alta en la historia” del país y al final del 2007 podrían establecerse en más de 900 millones de dólares, añadió.

Rosales consideró que este nivel de reservas es una muestra del nivel de confianza y estabilidad de la economía, y de que la población está necesitando Córdobas (moneda local) para hacer sus transacciones económicas.

También destacó el acuerdo financiero alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que será analizado por el directorio de ese organismo en septiembre para su aprobación final.

Nicaragua podrá acceder a fondos por 107 millones de dólares en los tres años de vigencia del convenio que serán destinados a apoyar la balanza de pagos y las reservas internacionales, agregó.

La diferencia fundamental de este programa con los que han firmado las administraciones anteriores es que el enfoque que tiene este gobierno sobre la estabilidad macroeconómica es “si y solo si se reduce la pobreza”, señaló.

En ese sentido, el FMI aceptó incorporar el marco social al programa económico y el gobierno nicaragüense cedió en que se incluyera como un indicador de referencia la entrega de informes anuales sobre las metas sociales a partir del próximo año.

también te puede interesar