Economía

Crisis energética marca semana en Nicaragua

El miércoles pasado, el déficit de generación alcanzó los 170 megavatios, lo que provocó racionamientos de hasta 12 horas seguidas

Apagones
El miércoles pasado, el déficit de generación alcanzó los 170 megavatios, lo que provocó racionamientos de hasta 12 horas seguidas. | AP

Redacción Central |

El miércoles pasado, el déficit de generación alcanzó los 170 megavatios, lo que provocó racionamientos de hasta 12 horas seguidas

El agravamiento de la crisis energética y las medidas temporales tomadas por el gobierno para intentar reducir el impacto negativo de los apagones sobre la economía del país, marcaron la semana que concluye en Nicaragua.

El miércoles pasado, el déficit de generación alcanzó los 170 megavatios, lo que provocó racionamientos de hasta 12 horas seguidas en la mayor parte de la nación centroamericana.

La crisis, que se recrudeció desde mediados del año pasado, obedece al mal estado de las plantas térmicas, en su mayoría en manos privadas, y de las líneas de distribución, a cargo de la transnacional española Unión Fenosa.

“Hemos recibido un país totalmente destruido en el campo de la generación, y totalmente distorsionado en el campo de la distribución”, aseguró días atrás el presidente Daniel Ortega, quien el jueves convocó a la empresa privada para analizar la situación.

Tras el encuentro, el mandatario ordenó la reducción de la jornada laboral en las instituciones del Estado, donde se comenzó a trabajar desde de las 07:00 a 13:00, hora local (13:00-19:00 UTC).

La medida, que sólo se aplicará en Managua, estará vigente durante los meses de julio y agosto, mientras se exhorta a los demás poderes del Estado e instituciones autónomas a adecuar sus horarios de labor al establecido por el Ejecutivo.

Tras recordar que el déficit de generación actual es resultado de la privatización y de la falta de inversión en el sector durante los últimos 16 años, Ortega recalcó que la crisis se mantendrá hasta el primer trimestre de 2008.

Para esa fecha entrarán en operaciones 32 plantas eléctricas suministradas por Cuba y Venezuela, países que ya aportaron un número similar en marzo pasado, pero que resultan insuficientes por la magnitud del déficit actual.

Taiwán también se comprometió a donar 30 megavatios para comienzos del año próximo, aseguró el líder sandinista, quien dijo que a largo plazo, se ejecutan proyectos para producir electricidad a partir de los recursos geotérmicos, hídricos y eólicos del país.

también te puede interesar