Economía

Nicaragua pierde un 30 por ciento de la energía eléctrica que genera

Se pierden 90 millones de dólares anuales en energía por averías y robo

Redacción Central |

Se pierden 90 millones de dólares anuales en energía por averías y robo

Nicaragua pierde un 30 por ciento de la energía eléctrica que genera “por problemas técnicos y por robo”, que dejan pérdidas al sector energético de 90 millones de dólares al año, afirmó este miércoles el titular de la Cámara de Comercio Americana-Nicaragüense César Zamora.

“El 30 por ciento de la energía que se genera se pierde por problemas técnicos y por robo de energía. Estamos hablando de 90 millones de dólares que se roban al año de energía”, advirtió en una rueda de prensa improvisada Zamora, quien también es gerente general de la empresa generadora Energética Corinto.

Zamora agregó que “este país no se puede dar el lujo de seguir perdiendo esa cantidad de dinero, ya lo hemos venido haciendo por 30 años y eso es lo que ha provocado que esta crisis se profundice”.

Nicaragua afronta una crisis energética desde hace casi tres años a causa de las frecuentes averías que sufren las plantas obsoletas con más de 40 años de vida, dificultades financieras en el sector y por falta de lluvias que impiden una subida adecuada del nivel del Lago de Apanás.

El déficit energético de hoy es de 170 megavatios, que ocasionará racionamientos de luz de hasta doce horas, de acuerdo con la empresa española Unión Fenosa, encargada de distribuir la energía eléctrica en Nicaragua.

Zamora hizo un llamamiento al sector para que resuelva ese problema, de raíz, “con una política decidida de cortar el robo de energía, para que el sector pueda generar la energía que el consumidor pueda pagar”.

El Gobierno de Nicaragua y Unión Fenosa prevén suscribir, antes del 31 de julio, en Madrid, un memorando de entendimiento, que entre otras cosas incluirá un compromiso de luchar contra el fraude o robo de energía.

De momento, añadió Zamora, la aguda crisis energética continuará hasta agosto próximo, cuando entre a operar la planta estatal Geosa, con 100 megavatios de energía, y se registren las lluvias en el centro-norte del país, donde está ubicado el lago Apanás.

Anotó que la planta Hidrogesa, que se alimenta de Apanás, genera en la actualidad 30 megavatios de 100 posibles, por falta de lluvias.

Zamora estimó de que para “los meses de septiembre y octubre ya deberían de estar superadas estas crisis grandes, al menos que pasen problemas técnicos mayores”.

Nicaragua consume 480 megavatios hora de energía diarios y, a pesar de que la supuesta capacidad instalada es de 660 megavatios, la efectiva es de 522 megavatios y, en la actualidad, se generan solo 310.

también te puede interesar