Economía

Plantas venezolanas reducen déficit energético en Nicaragua

El déficit de generación de energía se redujo a 70 megavatios de los 120 que registraba por la mañana

Redacción Central |

El déficit de generación de energía se redujo a 70 megavatios de los 120 que registraba por la mañana

La tarde del miércoles volvieron a entrar en funcionamiento las plantas venezolanas de diesel y el déficit de generación de energía en Nicaragua se redujo a 70 megavatios de los 120 que registraba por la mañana, informó la transnacional española Unión Fenosa.

En algunos sectores el racionamiento ha sido brutal, de hasta 12 horas en varios intervalos, aunque oficialmente se anuncian cortes de 7 horas en todo el territorio nacional y por diferentes circuitos.

La noche del miércoles, centenares de pobladores de los barrios de la carretera norte en Managua, salieron a las calles, hicieron fogatas e impidieron el tránsito vehicular para protestar por los cortes prolongados.

Lo peor es que los racionamientos de electricidad afectan los pozos de agua potable de ENACAL y miles de pobladores tampoco tienen el vital líquido por largas horas.

El gerente de operaciones de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal, estatal), Neftalí Matus, informó que entre martes y miércoles el servicio de agua potable ha sido interrumpido cada día a más de 200 mil familias o centros de trabajo.

“La cantidad de la población que tenemos desatendida anda por el 50% de los 445,651 usuarios. Es una situación de emergencia, como consecuencia de la falta de suministro de energía eléctrica de parte de Unión Fenosa”, acusó Matus.

Solo en Managua, hay 37 de 130 pozos que han quedado fuera de servicio y por lo tanto, el 40% de más de un millón de habitantes de la ciudad no tienen agua potable, agregó.

Los pozos que dejaron de funcionar son: Satélite y JICA número uno y dos, en Reparto Belmonte, Colonia Independencia, Barrio San Judas, Hospital Bertha Calderón, Centro Cívico, Mercado Israel Lewites, San Judas, Nestlé, carretera vieja a León, Ciudad Sandino, Trinidad, Reparto Shick, Los Alpes, Miguel Bonilla, Jocote Dulce, Sábana Grande, Nueva Vida, Memorial Sandino, Bosques de Nejapa, Enel, Villa Austria, Anexos de Villa Libertad, Julio Martínez, Villa Fontana y Bosques de San Isidro.

Un comunicado de la transnacional Fenosa reporta que la tarde de este miércoles se “reanudaron sus operaciones las plantas de diesel Las Brisas 2 y Hugo Chávez 1”.

La compañía señaló que las autoridades de la empresa Estatal GECSA aseguraron que el jueves la unidad número tres de la Planta Managua entrará en funcionamiento, que estaba fuera de operaciones por problemas técnicos, lo que inyectaría 40 megavatios a la oferta de generación eléctrica y reduciría el gran déficit de generación sufrido en estos últimos días, con apagones de más de 12 horas diarias.

Fenosa afirmó que ante la crisis de producción de energía que enfrenta Nicaragua, se ha visto obligada a importar “toda la energía disponible en el mercado Centroamericano”, obteniendo este jueves 55 megavatios de Guatemala, debido a que nuevamente se frustró la compra de 16 mw disponibles en Panamá, por las restricciones existentes en Costa Rica”.

El gobierno espera cerrar esta semana un acuerdo de compra 50 megavatios de energía diarios a Guatemala para contribuir a resolver el déficit energético que sufre el país, anunció una fuente oficial.

“Estamos ahorita a punto de cerrar, en el transcurso de esta semana, un acuerdo a través de la estatal Generadora Eléctrica Central S.A. (GECSA) para la compra de 50 megavatios diarios para el resto del año, a un precio menor de lo que cuesta hoy generar energía con las plantas de diesel” instaladas, anunció el ministro de Energía y Minas, Emilio Rapaccioli.

El ministro dijo que podría negociarse entre 135 y 136 dólares los megavatios hora, que serán asumidos por el gobierno, como parte del esfuerzo por reducir los prolongados apagones que sufren los nicaragüenses, a causa de un déficit que la mañana del miércoles llegó a 120 megavatios.

Rapaccioli estimó que con los 50 megavatios que aportará el gobierno, más los casi 40 que la empresa española de electricidad Unión Fenosa está comprando a Guatemala para suplir la demanda, se reducirá el déficit.

El ministro declaró que esta crisis era difícil de prever porque nadie esperaba fallas en la Planta Momotombo, de 28 MW, que está fuera de operación y ha acrecentado el déficit en la generación. Reconoció que la planta privada CENSA AMFELDS, de 56 megavatios, apenas estaba generando hoy 26 MW.

La crisis se ha agravado porque tampoco ha llovido suficiente y no se ha logrado recuperar los niveles del embalse del Lago de Apanás, en Jinotega y ahí se han dejado de producir 50 MW y los ingenios azucareros solamente están produciendo 10 MW.

Rapacciolli dijo que para la próxima semana estarían administrando mejor la crisis, con un déficit de entre 20 y 30 megavatios diarios.

A preguntas de si la situación amerita la declaratoria de una emergencia energética, Rapacciolli dijo que “hay una situación crítica, difícil” y que corresponderá al Presidente Daniel Ortega tomar una decisión en dependencia de los informes del INE, ENEL y el Ministerio de Energía y Minas.

El gerente de negocios de Fenosa, José Ley Lau, declaró que están solicitando un crédito por 5,5 millones de dólares para inyectarlos al sector, y la otra empresa instalada en el puerto de Corinto prometió otra financiación de 1,5 millones de dólares, con lo cual el aporte sumaría 7 millones de dólares.

Ley Lau dijo que el martes el déficit energético llegó a 130 megavatios, pero el miércoles se recibió información de que se redujo a casi 70 megavatios.

también te puede interesar