Economía

Semana eléctrica en Nicaragua

Se agravó la crisis debido a roturas y mantenimientos. Las críticas a la transnacional encargada de la distribución de electricidad aumentaron

Redacción Central |

Se agravó la crisis debido a roturas y mantenimientos. Las críticas a la transnacional encargada de la distribución de electricidad aumentaron

El agravamiento de la crisis energética que sufre Nicaragua por roturas y mantenimientos en las plantas generadoras, y las críticas a la transnacional encargada de la distribución de electricidad, marcaron la semana que hoy concluye.

En los últimos días, el déficit de generación sobrepasó en ocasiones los 50 megavatios, por lo que Unión Fenosa recetó racionamiento de hasta 10 horas diarias a sus usuarios.

A las quejas por las molestias ocasionadas por los cortes de energía, la población reclama a la empresa española que a pesar de la falta de electricidad, las facturas son cada vez más altas.

La compañía fue multada a inicios de la semana con 2,5 millones de dólares por la Comisión de Defensa del Consumidor, por negarse a reconocer la competencia de esa entidad adscrita al Ministerio de Fomento, Industria y Comercio.

Unión Fenosa enfrenta además otra demanda de casi medio millón de dólares de parte de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, cuya presidenta, Ruth Selma Herrera, aboga abiertamente por la nacionalización del sector electro-energético.

Mientras tanto, las autoridades estatales advirtieron que la crisis se mantendrá hasta comienzos de 2008, para cuando se espera entren en funcionamiento nuevas plantas eléctricas suministradas por Cuba y Venezuela, y otras que serán donadas por Taiwán.

Los primeros grupos electrógenos entregados por Caracas y La Habana en el contexto de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) aportan 60 megavatios desde marzo pasado, pero esa cantidad resulta insuficiente en los horarios de mayor demanda.

En una reunión a puertas cerradas celebrada a mediados de la semana con directivos de Unión Fenosa y de las empresas generadoras, el gobierno presentó varios propuestas para ayudar a paliar la crisis, pero los detalles se conocerán el miércoles próximo.

De acuerdo con el presidente Daniel Ortega, la solución a largo plazo del problema energético está en el aprovechamiento de los abundantes recursos geotérmicos, hídricos y eólicos con que cuenta Nicaragua.

también te puede interesar