Economía

Empieza ronda con el FMI en Washington

El gobierno reanuda las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acordar un nuevo programa económico trianual

Redacción Central |

El gobierno reanuda las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acordar un nuevo programa económico trianual

El titular del Banco Central de Nicaragua (BCN), Antenor Rosales, viajó este lunes a Washington para reunirse con los directivos del FMI y concretar el próximo plan económico cuya prioridad será la inversión social en beneficio de las más de 5 millones de personas que viven bajo el umbral de la pobreza.

“De nada nos sirve cumplir con las metas de desempeño en materia macroeconómica si no se tiene una expresión real en el resultado de reducción de la pobreza”, expresó Rosales minutos antes de partir a Washington.

La propuesta de Nicaragua al FMI prevé un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de 4,2 por ciento para este año, y de un 4 y 5 por ciento en los años subsiguientes. La tasa de inflación descendería en un 7,5 por ciento con las perspectiva de llevar este índice a 7 por ciento en el año 2009.

Rosales informó que el gobierno le presentará como planteamiento al FMI poder renegociar su deuda interna que, según él, ha sido generada por la “quiebra fraudulenta” de cuatro entidades bancarias durante el gobierno del ex presidente Arnoldo Alemán (1997-2002).

El Estado nicaragüense pagó en febrero pasado 100 millones de dólares en concepto de bonos de pagos de indemnización (BPI) o por las propiedades confiscadas, y 20,4 millones de dólares en títulos valores o certificados negociables de inversión (Cenis), debido a las quiebras fraudulentas de cuatro bancos entre 2000 y 2001.

Aún faltan pagar alrededor de 750 millones de dólares por las confiscaciones de los años ochenta, según cifras oficiales. Mientras que la deuda dejada por los cuatro bancos cerrados fue de 350 a 400 millones de dólares.

De acuerdo al funcionario nicaragüense, los ejecutivos del FMI defienden aspectos macroeconómicos y el equipo nicaragüense aspectos sociales que deben quedar incluidos en el acuerdo, porque a su juicio “no es posible desarrollar programas exitosos, mientras no se logre renegociar la deuda interna”.

Rosales aclaró que el gobierno no va a renunciar a su compromiso de pago de esos títulos valores, pero insistió en que es necesario “encontrar una solución al problema de la deuda interna”. Señaló que la renegociación de la deuda interna permitirá liberar recursos que posibilitará destinarlos a programas para erradicar la pobreza y desarrollar la infraestructura del país.

Esta nueva ronda de negociaciones con el FMI “será definitiva en planteamientos”, dijo el presidente del banco emisor.

Actualmente, Nicaragua tiene una externa de 4.500 millones de dólares (3.368 millones de euros) y está dentro del programa de “alivio” de deuda, a cambio de la aplicación de unas políticas establecidas por el organismo financiero internacional.

también te puede interesar