Economía

Al rescate de Correos de Nicaragua

Rescatar a Correos de Nicaragua es la tarea que enfrentan hoy las nuevas autoridades del sector

Redacción Central |

Rescatar a Correos de Nicaragua es la tarea que enfrentan hoy las nuevas autoridades del sector

Esa empresa estatal fue convertida por los gobiernos anteriores en su caja chica particular para pagar campañas electorales y otros negocios turbios,

Son tantas las dificultades que a veces me pregunto si estaré aquí castigada, bromea Ana Lazo, una socióloga a quien el presidente Daniel Ortega puso al frente de la institución, tras la vuelta al poder del sandinismo el 10 de enero pasado.

En entrevista con Prensa Latina, la funcionaria recuerda que encontró la institución con un déficit de 50 millones de córdobas (unos 2,7 millones de dólares al cambio actual), como resultado de los malos manejos que existían.

La mayor paradoja, sin embargo, es que a pesar de ser una empresa que brinda un servicio eminentemente social, y a precios módicos, Correos de Nicaragua no recibe un centavo del presupuesto estatal, gracias a la Ley 200, que regula las Telecomunicaciones en el país.

Nuestras esperanzas son que se cambie esa legislación, expresa Lazo, quien narra las vicisitudes que viven cada mes para conseguir los dos millones 800 mil córdobas (152 mil dólares) que pagan por concepto de salario a los 600 trabajadores de la institución.

Por el momento, relata, Correos de Nicaragua, miembro de la Unión Postal Universal, sobrevive con los ingresos que recibe por los diferentes servicios que brinda, tanto a la población como a clientes del sector empresarial.

Pese al sombrío panorama, Lazo no pierde las esperanzas, y destaca como el mejor ejemplo de recuperación de la empresa, la reciente emisión de sellos postales, un capítulo prácticamente cerrado en las administraciones anteriores.

El 18 de mayo pasado, el presidente Ortega canceló en acto público las primeras tres emisiones, dedicadas al 112 aniversario del nacimiento del general Augusto C. Sandino, al Poeta Nacional, Rubén Darío, y a los 15 años del Programa de Desminado, respectivamente.

En lo que resta de año se realizarán otras cinco cancelaciones, alegóricas a fechas históricas y a otros hechos relevantes.

Nuestro objetivo es que el pueblo vuelva a creer en Correos de Nicaragua, resume Lazo, entre cuyos proyectos está insertar a la empresa en el sector de las remesas familiares desde Estados Unidos y Costa Rica.

también te puede interesar