Economía

10 córdobas de más por galón de combustible cobran las transnacionales en Nicaragua

A confesión de parte, relevo de prueba. El gerente de la transnacional norteamericana ESSO en Nicaragua, dueña de la única refinería de petróleo del país, ha dicho este martes que su compañía ha subido el precio de acuerdo al “movimiento del mercado”, y eso, según explicó, “es normal”

Redacción Central |

A confesión de parte, relevo de prueba. El gerente de la transnacional norteamericana ESSO en Nicaragua, dueña de la única refinería de petróleo del país, ha dicho este martes que su compañía ha subido el precio de acuerdo al “movimiento del mercado”, y eso, según explicó, “es normal”

Después de comparecer ante la Comisión de Infraestructura, Transporte y Servicios Públicos de la Asamblea Nacional, el español Joaquín Magallanes dijo a los periodistas que efectivamente hay un margen superior de ganancia de la ESSO en el proceso de refinar el crudo, pero no quiso ofrecer cifras de ningún tipo.

A juicio de la Comisión, los márgenes de ganancia que perciben las compañías que comercializan combustible son muy altos en relación a los precios internacionales, por lo que estudia la posibilidad de regularlos. En Nicaragua el precio de los combustibles no es regulado por el Estado y se rige por libre mercado.

La Esso acapara el 80 por ciento del mercado local del petróleo y sus derivados. En el país existen alrededor de 270 gasolineras de las empresas Shell, Esso, Texaco y Petronic.

La consulta parlamentaria fue requerida con el propósito de analizar la posibilidad de reformar la Ley de Hidrocarburos que permita al Estado ejercer un mayor control sobre el comportamiento del precio del combustible en el mercado local.

Las ganancias de las petroleras “van más allá de un margen normal”, afirmó el presidente de la Comisión Eliseo Núñez, tras reunirse con los representantes de las firmas Esso, Texaco y Shell en la sede del parlamento.

“Fue una reunión técnica e informativa, intercambio de opinión, no puedo darles la información (de las ganancias), nuestras ganancias son normales están sujetas a regulación por el INE (Instituto Nicaragüense de Energía), lo que es normal en este tipo de negocios, hay un movimiento en el mercado, el mercado se mueve y las compañías se ajustan al mercado”, explicó Magallanes.

Habitualmente, lo que los empresarios denominan “movimiento del mercado”, es cuando sube o baja la oferta o la demanda. En este caso, de acuerdo a cifras oficiales de la Dirección General de Ingresos, en el primer trimestre del años hubo un alza de más del 8% en el consumo del combustible, pese a que los precios suben semanalmente.

Evidentemente, la ESSO ha querido aprovechar a su antojo el incremento de la demanda, subiendo el precio arbitrariamente para incrementar sus propias ganancias. Pura avaricia a costillas de la gente.

Magallanes insistió en que “obviamente tenemos ganancias. Pero quiero que entiendan que los movimientos de los precios de los hidrocarburos no se producen en función de mayores ganancias, se producen en función del movimiento del mercado y nosotros podemos ganar o no” y rechazó enfáticamente cualquier posibilidad de que la ESSO vaya a retirarse del país.

Pero el presidente de la Comisión, el diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) Eliseo Núñez Hernández, las petroleras asentadas en Nicaragua están obteniendo más ganancias de lo normal.

La ESSO alegó ante los diputados que sus precios son fijados por el mercado internacional, pero ellos refinan el petróleo en Nicaragua a precios adquiridos más baratos y eso incrementa sustancialmente sus ganancias.

Núñez dijo que de acuerdo a estos cálculos el galón de gasolina debiera costar 62 córdobas y lo venden en 72 córdobas y eso lo gana la refinería, es decir 10 córdobas por galón, (0.76 centavos dólar por galón).

El precio del combustible registró esta semana su onceava alza semanal consecutiva hasta alcanzar su nivel más alto en la historia del país. El precio del combustible registró este domingo los 4.14 dólares (75.95 córdobas) el galón (3.8 litros) de gasolina súper y 3.87 dólares (71 córdobas) el galón de la regular.

En algunas regiones del país como el Caribe (Norte y Sur) y el departamento río San Juan (sur), la gasolina se cotizaba a 6.54 (120 córdobas), 5.45 (100 córdobas) y 4.36 dólares (80 córdobas) el galón, debido a los costos que las compañías asumen por el traslado del crudo, dijo el gerente general de la compañía Shell Nicaragua, Mauricio Aranga.

Los incrementos representan un 3.38% con respecto al valor de la gasolina súper hace dos semanas y del 2.76% más en el precio de la regular, indicaron fuentes de las gasolineras Texaco y Shell.

Nicaragua consume alrededor de 10 millones de barriles de crudo al año que compra a México, Venezuela y Ecuador, a los precios que se cotizan en el mercado internacional, que este martes cayeron bajo los 65 dólares: 64,97 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

“Hay que buscar los mecanismos para regular los precios de los combustibles y regular también lo que son las responsabilidades solidarias en cuanto a las afectaciones que tienen las distribuidoras en el medio ambiente, porque esta responsabilidad se la están trasladando a los dueños de las gasolineras”, declaró.

Núñez comentó que la SHELL solamente distribuye el combustible en Nicaragua, no lo procesan y lo están comprando a precios internacionales y solamente la ESSO refina.

“Y la ESSO está estableciendo unos precios con respecto al precio internacional y no con respecto al crudo. Los márgenes que nosotros hemos visto con respecto al crudo y respecto a lo que ellos están dando la gasolina va más allá (la utilidad) de lo que es un margen normal”, indicó.

La comisión parlamentaria tiene previsto continuar las consultas el miércoles con los representantes de la estatal empresa Petróleo de Nicaragua (Petronic).

Lo que dice la Shell

El representante de la petrolera SHELL, Mario Aranda, culpó a los Estados Unidos por los altos precios de la gasolina que se pagan actualmente en Nicaragua.

Aranda dijo que “el incremento de los precios se debe a factores externos, no está en el control local ni del gobierno, ni de nadie”.

“Nosotros nos basamos en el mercado del Golfo de México, tenemos influencia del mercado de los Estados Unidos, el consumo de gasolina está alto allá, hay problemas de refinación y básicamente eso es lo que está afectando los precios de la gasolina que son los que más están subiendo en estos momentos”, apuntó.

Interrogado sobre cuales son los márgenes de ganancias que están obteniendo con tan elevados precios, Aranda dijo que “este negocio lo que siempre ha dejado es entre 3% y un 4% de la facturación bruta, es un negocio de volumen”.

Según el representante de SHELL la facturación anual puede ser el orden de entre 40 y 50 millones de dólares.

El Informe Pastrán afirma que “en realidad la factura petrolera de Nicaragua en el 2006 llegó a los 900 millones de dólares. Significaría que las petroleras no están siendo rentables en Nicaragua porque con una factura de 50 millones solamente ganarían 2 millones de dólares al año o en realidad mintió con los datos oficiales”.

“Los países en donde hay regulación (de precios a los combustibles), es en donde más caro está el producto, no crea que esa medida pueda resolver el problema cien por ciento”, dijo Aranda.

Aranda y Magallanes reclamaron que toda empresa privada tiene que ganar y obtener utilidades, pero evitaron profundizar de cuánto es el margen de sus utilidades anualmente.

Combustibles por las nubes

El precio del combustible registró esta semana su nivel más alto en Nicaragua al alcanzar los 4,14 dólares el galón (3,8 litros) de gasolina súper y 3,87 dólares el galón de la regular. La Agencia Francesa de Prensa destaca que en algunas regiones del país como la Costa Atlántica y el turístico departamento río San Juan (sur) la gasolina se cotizaba a 6,54, 5,45 y 4,36 dólares el galón, debido a los costos que las compañías asumen por el traslado del crudo. Los incrementos representan un 3,38% con respecto al valor de la gasolina súper hace dos semanas y del 2,76% más en el precio de la regular, indicaron fuentes de las gasolineras Texaco y Shell consultadas.

Esta es la onceava semana que el combustible sube de precio en Nicaragua este año, con las consecuentes alzas en los precios de otros productos. Nicaragua consume alrededor de 10 millones de barriles de crudo al año que compra a México, Venezuela y Ecuador, a los precios que se cotizan en el mercado internacional, que este lunes superaban los 66 dólares el barril, dijo a la AFP el economista nicaragüense Róger Cerda.

El combustible mas caro del mundo

Nicaragua puede llegar a ser el país que pague el combustible más caro del mundo, porque ya paga el más alto de Centroamérica. De acuerdo a las estadísticas del Sistema de Integración Económica Centroamericana (SIECA), en Guatemala el precio de la gasolina es de 3,58 dólares por galón; en El Salvador es de 3,68 dólares por galón; en Honduras es de 3,70 dólares por galón; en Costa Rica es de 4 dólares por galón y en Nicaragua se paga a 4,14 dólares por galón.

Incluso, pagamos más caro el gas propano para cocinar que en otros países vecinos, ya que el tanque de 25 libras, el más común, cuesta en Guatemala 12,60 dólares; en El Salvador 4,15 dólares el tanque; en Honduras 7,80 dólares; en Costa Rica 13,93 y en Nicaragua 13 dólares.

también te puede interesar