Economía

Gobierno expone panorama económico del país

La economía crecerá un promedio de 4.6% en los próximos tres años y la inflación oscilará entre 7 y 7.5% en ese mismo período, según los cálculos presentados al Fondo Monetario Internacional (FMI) por el gobierno, y revelados este martes a la prensa nacional por Antenor Rosales, el presidente del Banco Central de Nicaragua y jefe de la comisión gubernamental negociadora

Redacción Central |

La economía crecerá un promedio de 4.6% en los próximos tres años y la inflación oscilará entre 7 y 7.5% en ese mismo período, según los cálculos presentados al Fondo Monetario Internacional (FMI) por el gobierno, y revelados este martes a la prensa nacional por Antenor Rosales, el presidente del Banco Central de Nicaragua y jefe de la comisión gubernamental negociadora

Los pormenores del programa económico, guardados herméticamente y sin justificaciones, fueron finalmente revelados cinco días después de concluidas las negociaciones con una misión del FMI que arribó a Managua el 30 de abril.

Según el funcionario, el programa económico está centrado en la generación de riqueza y en la lucha contra la pobreza. Los gastos que Nicaragua vaya a ejecutar tendrán claramente definidos los recursos correspondientes, y de dónde provienen estos, aseveró Rosales este martes en rueda de prensa.

Rosales indicó en rueda de prensa los indicadores macroeconómicos y el programa financiero que presentaron. De acuerdo a los cálculos gubernamentales, en 2007 la economía nacional crecerá un 4,2%; 4,7% en 2008, y 5% en 2009. Mientras, la inflación acumulada será de 7,5% este año, y 7% en 2008 y 2009, agregó Rosales.

En el 2006, la economía de Nicaragua se expandió un 3,7% y la inflación fue del 9,2%. Un 79% de los 5,1 millones de habitantes vive en condiciones de pobreza, con menos de dos dólares diarios.

Rosales dijo que esos indicadores pueden variar por distintas razones. Entre ellas mencionó el déficit de energía que sufre el país y un aumento en el precio del petróleo en el mercado internacional.

Nicaragua calculó su crecimiento económico si el precio del barril del petróleo oscila entre 60,8 y 65 dólares durante los próximos tres años, y si logran superar el déficit energético.

Además, se compromete a mantener la tasa de devaluación anual en un 5% durante ese período.

El funcionario informó además de que el Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua será de 5,673.6 millones de dólares en 2007; 6,437.3 millones en 2008 y 7,173.8 millones de dólares en 2009.

Rosales señaló también que las exportaciones en 2007 alcanzarán 1,104 millones de dólares; 1,224.6 millones en 2008, y 1,371.5 millones en 2009.

“También esperamos contar con recursos externos por el orden de los 673 millones de dólares en 2007; 651 millones en 2008 y 703 millones en 2009”, añadió.

También propuso generar 57.700 nuevos empleos este año, otros 66.600 el próximo año y 72.100 en el 2009, para un total de 196,460 nuevos empleos en tres años.

El gobierno de Ortega plantea acompañar este programa con proyectos que permitan reducir la pobreza “con un enfoque de naturaleza productiva y no asistencial”.

Entre las metas sociales planteadas al FMI, Rosales manifestó que prevén aumentar la cobertura escolar primaria del 85,1% en 2007 al 90,1% en 2009.

El analfabetismo prevén reducirlo al 18,5% este año y a un 10% en 2009.

La mortalidad materna proyectan reducirla de 96 a 90 por cada 100.000 mujeres en los próximos tres años.

En cuanto a la “cobertura efectiva de agua potable”, el gobierno pretende cubrir un 65% este año y aumentar a 78% en 2009.

Rosales anunció además que impulsarán una “agenda complementaria” que permitirá cumplir el programa económico financiero y alcanzar un acuerdo con el FMI.

En esa agenda señaló el compromiso por mantener responsabilidad fiscal, un plan de fortalecimiento del sistema de pensiones, la descentralización municipal y el desarrollo de la capacidad de generación de energía eléctrica.

Sin embargo, en el tema de las pensiones y las finanzas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Rosales ha sido muy cuidadoso. “Los cambios que posibiliten resolver el problema estructural de pensiones en Nicaragua tenemos que consensuarlos con trabajadores y empleadores, y esto será hasta 2008 o 2009”, dijo el presidente del Banco Central.

También prometió que en su próximo encuentro con el FMI, el gobierno que en este tema, el gobierno presentará una propuesta al detalle para reformar el INSS.

Asimismo, el funcionario dijo que “todavía hay elementos que no hemos llegado a coincidencias con el FMI”, entre los que mencionó el monto sobre las reservas internacionales netas ajustadas.

Dijo que Nicaragua planteó al FMI dejar como reservas 50 millones de dólares para el 2007, 60 millones de dólares en 2008, y 70 millones de dólares en 2009, cifra que no es aceptada por el organismo multilateral.

11 de junio el próximo round

Adelantó que ese tema y otros serán abordados con una misión del FMI que visitará Nicaragua el 11 de junio próximo para seguir con la tercera ronda de negociaciones, que permita alcanzar un acuerdo económico con ese organismo, el cual, dijo, centra su objetivo en la generación de riqueza y lucha contra la pobreza.

La tercera ronda de negociaciones se realizará luego que el organismo analice la propuesta de 12 puntos que le entregó el gobierno, ocho de los cuales son temas sociales relaciones con la cobertura de salud, educación, servicios de agua y vacunación.

En ese sentido, dijo que un equipo del gobierno sandinista elabora una carta de intención, el memorando de políticas financieras y económicas y el memorando técnico de entendimiento que presentarán al FMI en esa reunión.

“El gobierno de Nicaragua ha invitado al FMI a que visite Nicaragua el 11 de junio para que ahí podamos ir discutiendo sobre estos temas de gran interés para la nación”, anunció Rosales.

Este sería el tercer encuentro que el gobierno de Ortega sostenga con los directivos del FMI, desde que asumió el poder en enero pasado, con la intención de lograr un acuerdo que le permita acceder a préstamos internacionales.

En la primera reunión en marzo pasado el gobierno sandinista expuso al FMI los lineamientos de su política económica, la cual hace énfasis en la necesidad de reducir la pobreza que afecta a más del 70% de los 5,4 millones de nicaragüenses.

En la segunda cita, que concluyó el pasado 30 de abril, Nicaragua entregó su propuesta económica y financiera para los próximos tres años, en la que detalla las metas específicas que desea alcanzar por sector.

En la tercera reunión “el gobierno estará abocado a la elaboración de la carta de intención, del memorando de políticas financieras y económicas y el memorando técnico de entendimiento” que son los documentos bases para la firma de un posible acuerdo, explicó Rosales.

Rosales agregó que “el programa económico financiero de Nicaragua puede resumirse como un conjunto de políticas y acciones fiscales, monetarias y sociales que el gobierno” del presidente Daniel Ortega se propone impulsar en los próximos tres años.

“Esas tareas son las que nos van a conducir a que en la próxima ronda con el FMI podamos discutirlas, podamos precisarlas y lograr ya avances sustantivos en la negociación que sostenemos con este organismo internacional”, agregó.

El sábado pasado, el presidente Ortega manifestó la existencia de supuestas presiones sobre el tema salarial, que no fueron confirmadas por Rosales.

“Que no nos venga a decir el FMI que no se pueden incrementar los salarios”, dijo desafiante Ortega, tras asegurar que “nosotros vamos a incrementar los salarios de maestros, médicos, policías y soldados”, dijo Ortega.

El FMI sin embargo afirmó recientemente en un comunicado que las negociaciones con el gobierno sandinista fueron “muy constructivas” y agregó que se llegó a “un acuerdo total” sobre la necesidad de acelerar reformas encaminadas a reducir la pobreza y mantener los resultados macroeconómicos, pero al igual que el gobierno no pormenorizó sobre lo conversado.

también te puede interesar