Economía

Daniel apoya la instalación de pequeñas unidades generadoras de energía

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, insistió hoy en descartar la construcción de grandes plantas hidroeléctricas para resolver la crisis energética, pero sí avalar la instalación de pequeñas unidades generadoras de energía

Redacción Central |

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, insistió hoy en descartar la construcción de grandes plantas hidroeléctricas para resolver la crisis energética, pero sí avalar la instalación de pequeñas unidades generadoras de energía

Ortega se refirió al tema de la crisis energética que afronta su país, tras haber recibido las cartas credenciales del nuevo embajador de Austria en Nicaragua, Werner.

Señaló que el asunto de la instalación de plantas hidroeléctricas es una de las prioridades que su gobierno ha planteado a la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) con la que está negociando un nuevo programa económico.

“Hemos sentido de que en las primeras dos rondas de negociaciones de parte de la misión del FMI hay una actitud de escuchar con respeto el planteamiento de Nicaragua para sacar al país de la pobreza”, dijo el mandatario.

Ortega reiteró que su gobierno no apoyará el desarrollo del proyecto Copalar, en el norte de Nicaragua, para producir 600 megavatios, porque este tipo de obras atenta contra el medio ambiente, “ya que son proyectos muy agresivos”, anotó.

Sostuvo que sí impulsará la construcción de pequeñas y medianas plantas para generar energía, ya sea aprovechando la fuerza de los volcanes o del agua, sobre lo que se han realizado estudios de viabilidad.

Según Ortega, para desarrollar estos proyectos “los inversionistas sobran, pero debemos tener cuidado en proteger los recursos naturales del país a la hora de firmar un contrato”.

Añadió que para desarrollar proyectos para generar energía eléctrica en su país hay disposición de inversores de México, Canadá, Rusia, Brasil y de otras naciones suramericanas.

El líder sandinista informó que el martes se reunió con el guatemalteco Julio Herrera, ejecutivo del Ingenio Pantaleón, donde aportarán la incorporación de 40 megavatios con nuevas inversiones para aprovechar desechos de caña de azúcar.

Un fallo ocurrido en una de las turbinas de la Planta Nicaragua el pasado día 10 originó un déficit energético de 50 megavatios que provocó racionamientos de hasta tres horas, pero que en los últimos días se han ido reduciendo en la medida que otras unidades de generación han entrado en funcionamiento.

también te puede interesar