Economía

“La solución final no es la horca”

Con una cartera de reclamos estatales con empresas extranjeras del calibre de Unión Fenosa, Polaris y Petronic, el procurador Hernán Estrada Santamaría explicó su visión sobre la zona límite de estos diferendos legales: “La solución final no es la horca”

Redacción Central |

Con una cartera de reclamos estatales con empresas extranjeras del calibre de Unión Fenosa, Polaris y Petronic, el procurador Hernán Estrada Santamaría explicó su visión sobre la zona límite de estos diferendos legales: “La solución final no es la horca”

Manteniendo siempre todas las opciones abiertas, Estrada no duda en barajar cualquier posibilidad: desde “arreglos razonables” hasta aplicar el rigor de la ley y hacer justicia a múltiples irregularidades achacadas en el otorgamiento y funcionamiento de dichas concesiones.

“Lo importante es que los empresarios saben y sienten que ahora hay un gobierno que defiende los intereses del pueblo. Y saben muy bien que así como somos flexibles, somos enérgicos a la hora de reclamar los derechos del Estado”, dijo Estrada.

El Procurador habló ampliamente sobre estos y otros temas con END.

A continuación sus declaraciones.

En el caso de Unión Fenosa, ¿cuáles son las objeciones en detalle que tiene la Procuraduría?

Acordate que yo soy el abogado del Estado: yo no te puedo decir la estrategia. Lo que te puedo decir es que vamos a hacer lo que mejor corresponda para los intereses del Estado. Y es un tema, además, que está siendo atendido directamente por el Presidente, en el cual el Procurador es un abogado de él, y yo no me enredo en esas cosas.

La Ley 411, además, así lo dice: el Procurador es el abogado del Estado, pero su jefe es el jefe de Estado. Entonces, son temas de orden nacional y de orden de emergencia económica. Y ahora nadie nos reconoce eso, ni nos reconocen las cosas positivas.

¿Cómo están las negociaciones?

Estamos en todo ese procedimiento. Lo importante es que estamos atendiéndolo directamente

¿Y en el caso de Polaris?

Igual en el caso de Polaris. Vos ves que ellos se andan moviendo, están trabajando. Ahora, la alternativa en estos asuntos no siempre es la horca. Lo importante es que ellos sienten, y ellos lo saben, que ahora hay un gobierno que defiende los intereses del pueblo. Lo sienten y lo saben los empresarios. Están claros. Y saben muy bien que así como somos flexibles, somos enérgicos a la hora de reclamar los derechos del Estado, del pueblo nicaragüense, y de ejercer las autoridades que nos corresponden.

Entonces, cuando vos tenés autoridad le intimidás, y cuando vos tenés respaldo, también. Cuando hay coherencia institucional, gubernamental, estatal, apoyo del jefe de Estado, realizás un trabajo mucho mejor que cuando tenés a un Procurador peleado con todas las instituciones, sin tener detrás un poder político que te apoye. Sólo orientándote hacia un determinado caso. Eso se ha sentido en el ejercicio de las funciones del nuevo procurador. Entonces, no te puedo decir que el caso final va a ser la horca, pero el caso final va a ser una buena solución.

¿Están buscando arreglos razonables?

Así es, estamos buscando arreglos razonables. La solución final no es la horca. La solución final es una alternativa que sea buena para todos: ganar, ganar, ganar. Que salga ganando todo mundo: el Estado, los empresarios. Pero que no sean lesivos como algunos de esos contratos lo han sido hasta hoy.

Esto que está pasando yo te lo puedo figurar como un supermercado en el que se metieron unos vándalos y se llevaron los tomates, los embutidos… se te metieron y arrasaron con todo. ¿Entonces qué salvaste? Si tenías un departamento donde no vendías embutidos ni perecederos, que pudiera ser la sección deportiva, donde vendían zapatos o tenis, tal vez alguno podés recuperar

Entonces, en esa tarea es que estamos.

¿Qué posibilidades hay de que el Estado saque del juego a estas empresas y recupere estas concesiones?

Al Estado no le interesa… Es decir, yo creo que va a haber espacio para todo el que se ajuste. Es interés del Estado nicaragüense y de este gobierno promover la empresa, promover la inversión. Así se lo decía a ellos también.

¿O sea que no hay interés de participar?

Es que el Estado puede participar de diferentes formas. A veces la participación tuya es “pagame lo que me tenés que pagar”, o pagá un royalty que sea ajustado, que tenga equidad, que tenga justicia, que de beneficio al lugar donde se va a explotar la concesión, de cualquier tipo, minera, arenera, no que no les das beneficio al ciudadano del lugar donde está.

Por eso es que vos escuchás decir al Presidente que quiere una inversión con responsabilidad social. La principal responsabilidad de un empresario es pagar los impuestos. Entonces, a veces el interés del Estado va a ser simplemente esa: que pague los impuestos que tiene que pagar.

Otra vez el interés del Estado va a ser que sea un buen contrato de construir, hacer y trasladar, como hacen los mexicanos, que hacen la carretera, ellos la explotan, la concesionan, te cobran el peaje, y te la trasladan después de 30 años.

Hay diferentes modalidades. En primer lugar, aquí nadie se está robando un centavo. Podés tener la certeza de que en este gobierno nadie va a estar negociando el dinero ajeno, porque en eso hay una línea clarísima, meridiana, donde nadie se puede adjudicar. El que toque dinero del Estado o del pueblo va de viaje, y no sólo va de viaje: evidentemente va a ser sancionado.

¿También está la posibilidad de que el Estado y las empresas puedan ser socios?

Otra forma es que se pueda ser socio. Socios en el sentido de que puede tener el Estado el 51% o el 49%, o puede tener una participación mayoritaria o minoritaria. Eso depende de cómo lo estructurés. En el mundo moderno hay diferentes alternativas de participación corporativa, empresariales, depositarias y estatales.

Algunas veces la tecnología no la tenés, y te interesa que venga, y puede ser la concesión. Puede ser la participación, otras veces puede ser la administración, como todas las figuras que ha habido. Aquí el problema radica en dónde tenés identificado el objetivo, a quién vas a beneficiar.

Aunque todos los gobiernos anteriores han dicho que han buscado el beneficio del Estado, pero el resultado no lo ves. Allí está el supermercado vació, vendido hasta el aire, y vos me preguntás por Unión Fenosa, porque es la que más duele, porque la luz se iba hasta hace tres meses, y el bolsillo es el que más lo siente al final cuando llega la factura

¿Analizan otras concesiones?

Aquí hay concesiones que no duelen, porque hay telefonía, por ejemplo. Y vos podés andar dos celulares, y yo puedo andar uno, y funciona esa concesión. Pero aquí, el espectro radioeléctrico se vendió, y hay también denuncias de nulidad, de espacio radioeléctrico.

Allí hay concesiones que se dieron y que fueron objeto de impugnación, ni siquiera del Estado, sino de la otra empresa, en la que manda a decir al Estado: ajá, ¿hay afectación allí? en que una cobertura sea de este tamaño, o que se la hayan dado a esta

De ese tipo.

Entonces, cuando yo te digo que hasta el aire vendieron, es porque hasta el aire vendieron. Si lo único que no vendieron fue el agua, que por fortuna llegamos a tiempo, pero eso ya iba bien afiladito.

¿Existe la posibilidad de que se den las concesiones a nuevos operadores?

Todas esas posibilidades están abiertas.

Entonces, ¿quiere decir que hay un clima razonable para buscar una solución para el país?

Ellos saben que hay un clima razonable. Y ellos saben también que si no existe ese clima razonable, y que si no existe una solución razonable, no para el empresario únicamente, sino para el Estado, saben muy bien que también va a haber una medida razonable de parte nuestra. Eso está clarísimo. Ahora, el resultado no puede ser mañana ni pasado, ni tampoco puede ser expreso o publicitado, porque lleva varias etapas

¿Pero no hay juicio todavía?

No, porque el juicio es la horca. Allí sí funciona la horca. Basta que el Procurador vaya donde un juez, y de mero derecho, tarda eso dos horas… porque son resoluciones de mero derecho, aunque puede durar 48 horas, como dice la ley. Lo que te digo es que depende del impulso que vos le des.

Yo te aseguro que si voy a los juzgados para darle impulso a la nulidad de unos de los contratos, pues va a ser expedita, porque son resoluciones de mero derecho que así están establecidos en el Código Civil, en el cual sólo se hace la petición y se ejecuta. Pero ese es el último paso.

¿Pero no está en la mesa?

Todos están en la mesa

El caso Petronic

¿Afectan estos temas al clima de inversiones?

No, yo no creo que esté alejando. Yo lo que estoy viendo es que la gente está invirtiendo, pequeño, mediano y grande… Y coincido con Francisco Mayorga: algunos no están pagando sus impuestos como los deberían pagar y no están invirtiendo donde debería invertir.

Yo creo que esos, obviamente, van a sentir alguna presión, se van a sentir estresados de tener un gobierno como el que existe, que va a estar interesado en que paguen sus impuestos. Ese estrés lo van a tener. Entonces, si eso afecta su ánimo, pues van a tener que tomar una Tafil y reconocer que existe un gobierno que les a cobrar.

En el caso de Petronic se ha mencionado que ha habido varios problemas ¿Puede profundizar?

Es muy sencillo. Hay un pago de un centavo por cada galón que venden. ¿Te imaginás? O sea, que aparte de que te lo dieron por 10 años, te dan 1 centavo por cada galón. ¿Sabés lo que eso significa? ¿Vos considerás que eso es justo? Es irrisorio, lesivo, y suena mal y feo. En segundo lugar, 750 mil dólares al año de pago por todos los bienes inmuebles, terrenos, bodegas, a nivel nacional.

¿Y cuánto debería de ser?

Hay diferentes criterios. Yo fui gasolinero, tengo esa ventaja. Mi padre tenía siete gasolineras en Chinandega y trabajaba en vacaciones. Terminaba las clases en noviembre y me iba a trabajar de noviembre a febrero, y sé lo que se gana, sé los márgenes de ganancia, y obviamente no te suena.

Allí podés encontrar un ranking, pero segurísimo que está alejado de lo que es, y eso a juzgar de las diferentes opiniones, operadores… Entonces, por una parte tenés los montos que no te cuadran. De allí tenés las áreas cubiertas, por ejemplo distribución, se les cedió a ellos el derecho a la distribución, se les cedió el derecho a las marcas, el uso a las bodegas.

Todos los activos que había al momento en que se hizo el contrato en 1999, había allí bodegas llenas, y allí se perdió todo. O sea que allí fue el primer gran atraco. En eso estamos, cuantificando. Hay un equipo de gente que está en eso. Obviamente, es un tema ligado al tema energético y dentro de las prioridades.

también te puede interesar