Economía

El FMI ya no conduce la economía de Nicaragua

En los primeros cien días de administración del presidente Daniel Ortega se aplica una política de asistencialismo y se prepara las bases para crear riqueza económica

Redacción Central |

En los primeros cien días de administración del presidente Daniel Ortega se aplica una política de asistencialismo y se prepara las bases para crear riqueza económica

Así lo informó este viernes el asesor económico del presidente, Bayardo Arce, al hacer un balance de los cien días de gobierno del líder sandinista en un programa de opinión de un canal local de televisión.

“No hemos venido a desbaratar todo lo que otros gobiernos han hecho sino que hay elementos positivos que hay que sostener e incorporar el compromiso social con la nación, que le ha hecho falta a esas anteriores administraciones desde 1990”, añadió Arce.

Sostuvo que “es indispensable para que el país camine garantizar la estabilidad macroeconómica, pero con un viraje para erradicar la pobreza con un crecimiento económico fuerte, para estimular la inversión nacional y extranjera”.

Afirmó que esta posición ha sido explicada al Fondo Monetario Internacional (FMI) con cuyos representantes el gobierno de Managua se reunirá el 30 de abril próximo, para continuar negociando un nuevo acuerdo económico.

Arce enfatizó que por primera vez en la historia de Nicaragua el programa económico “lo estamos haciendo los nicaragüenses y no el FMI como antes”.

“A los funcionarios del FMI les hemos dicho que ya no son los conductores del autobús, sino que los pasajeros, para erradicar la pobreza, manteniendo por un tiempo programas asistencialistas, porque la riqueza no se crea de la noche a la mañana”, sostuvo Arce.

Argumentó que antes sólo se han adoptado políticas favorables “para los grandes, pero nosotros lo haremos con 250 mil familias campesinas”.

“El gobierno mantiene su relación con el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y la República Dominicana, conocido como el CAFTA-DR (por sus siglas en inglés) y abrimos un nuevo mercado para Nicaragua que es la Alianza Bolivariana para las Américas (Alba)”, agregó.

Informó de que en los próximos días llegará a Managua una delegación de Brasil para discutir la cooperación con Nicaragua y se trabaja para que sea una realidad a corto plazo la alianza comercial con la Unión Europea.

Argumentó que “es imposible para Nicaragua salir adelante si sólo estamos viendo hacia Estados Unidos, y los mismos diplomáticos norteamericanos han reconocido que no hay contradicción de que mi país esté en el CAFTA-DR y en el ALBA”.

Subrayó que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) tiene vocación socialista, pero lo que trata de aplicar es el proyecto político, económico y social del general Augusto César Sandino.

En otro orden, el asesor presidencial citó el nuevo régimen de propiedad en el sector financiero que operan en el país. En este sentido, Arce resaltó que el “Banco Uno” ya no es nicaragüense porque lo compró el City Group, uno de los bancos norteamericanos mas grandes del mundo, que no invierte en un país que le resulte incierto.

Además, el 50% del Banco de América Central (BAC), de capital nicaragüense, lo compró la división financiera de la General Eléctrica, otra empresa norteamericana que no invierte donde hay incertidumbre.

Añadió que la Cadena del Banco Istmo la compró el Hong Kong Changai Bank, que tampoco invierte en países donde no hay estabilidad macroeconómica, lo que refleja que hay confianza en Nicaragua frente a campaña de ciertos sectores que tratan de crear una situación caótica en el país.

“A Nicaragua nunca había venido un hombre como el mexicano Carlos Slim (el segundo empresario más rico de América Latina) para anunciar que invertirá 170 millones de dólares adicionales en mi negocio”, dijo Arce.

Informó de que el próximo domingo viajará a México para reunirse otra vez con Slim.

también te puede interesar