Economía

Inicia en junio construcción de refinería venezolana en Nicaragua

La construcción de la refinería de petróleo prometida por Venezuela a Nicaragua, en el marco de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), comenzará en junio próximo, anunció hoy aquí una fuente oficial

Refinería de Petróleo
La refinería que Venezuela construirá en Nicaragua se llamará "Sandino-Bolivar", procesará hasta 150.000 barriles de petróleo diarios y tendrá un coste de inversión de 2.500 millones de dólares, informó hoy una fuente oficial. | EFE

Redacción Central |

La construcción de la refinería de petróleo prometida por Venezuela a Nicaragua, en el marco de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), comenzará en junio próximo, anunció hoy aquí una fuente oficial

En junio va estar aquí el presidente venezolano, Hugo Chávez, para dar inicio al compromiso de inaugurar la construcción de la refinería, aseguró este lunes el director de la estatal Petróleos de Nicaragua (PETRONIC), Francisco López, en declaraciones al canal 4.

El funcionario agregó que la instalación, con capacidad para procesar hasta 150 mil barriles de crudo diarios, estará ubicada en el noroccidental departamento de León, tal como lo anunció Chávez en marzo pasado, durante una visita a la nación centroamericana.

López explicó que los estudios básicos de ingeniería están en la etapa de revisión por especialistas venezolanos, con el apoyo de consultores ingleses.

De acuerdo con el presidente de PETRONIC, la planta, que según dijo representa una inversión de dos mil 600 millones de dólares, será edificada en un punto de la franja costera del municipio de Nagarote, a unos 40 kilómetros al noroeste de Managua.

Además de satisfacer la demanda anual de Nicaragua, calculada en unos 10 millones de barriles de petróleo, la refinería suministraría combustible al resto de los países del istmo, desde Guatemala hasta Panamá.

Según López, el proyecto no tiene parangón en la región centroamericana, y sólo al Canal de Panamá, en cuanto a magnitud.

Adelantó que junto a la refinería se construirá una planta de gas licuado que servirá para cubrir la demanda nacional de ese producto, que actualmente se importa de El Salvador y Guatemala.

El funcionario anunció que en las próximas semanas llegarán al país 200 mil cilindros de gas e igual número de cocinas, para ser distribuidas gratis en las zonas rurales, como parte de los proyectos sociales que impulsa el gobierno sandinista.

Los acuerdos suscritos por el presidente Daniel Ortega y Chávez el 11 de enero pasado contemplan el suministro a Nicaragua de 10 millones de barriles de combustible anuales, en condiciones ventajosas de pago.

Abarcan además la entrega de plantas eléctricas para paliar la crisis energética, créditos, y ayuda directa a los sectores de educación, salud y agropecuario, entre otros.

El ALBA, un proyecto integracionista basado en la cooperación, la solidaridad y la complementariedad, es impulsado además por Cuba y Bolivia, como una alternativa a los tratados de libre comercio que promueve Estados Unidos con los países de la región.

también te puede interesar