Economía

Nicaragua busca soluciones para resolver crisis energética

El gobierno de Nicaragua busca alternativas para solucionar los problemas en el sector energético. Entre las primeras resoluciones, destaca la firma de varios acuerdos de cooperación con Venezuela, en los cuales Managua podrá conseguir el combustible necesario para surtir de electricidad a todo el país nicaragüense

Barco cargado de fuel oil
Diez millones de barriles de petróleo venezolano llegarán en el transcurso de 2007 a Nicaragua. | Telesur

Redacción Central |

El gobierno de Nicaragua busca alternativas para solucionar los problemas en el sector energético. Entre las primeras resoluciones, destaca la firma de varios acuerdos de cooperación con Venezuela, en los cuales Managua podrá conseguir el combustible necesario para surtir de electricidad a todo el país nicaragüense

Bajo el mando del recién electo presidente Daniel Ortega, Nicaragua prevé contemplar nuevas alternativas para resolver su crisis energética, problema en el que Venezuela, considerado quinto exportador mundial de crudo, está apoyando decididamente para solucionarlo en el marco de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA).

Este año, Managua y Caracas suscribieron quince convenios de cooperación en diferentes esferas, entre los que destacan la cancelación de la deuda que Nicaragua arrastraba con Venezuela por 31.8 millones de dólares, y otro que garantiza el suministro de diez millones de barriles anuales de combustible a precios preferenciales.

Según datos oficiales del gobierno venezolano, Nicaragua tendrá 90 días para pagar 60 por ciento del total. Para el restante 40 por ciento, tendrá un lapso de 23 años con dos de gracia y un interés del uno por ciento.

Otro de los acuerdos alcanzados por Venezuela y Nicaragua figura la entrega de 64 plantas eléctricas, que para el próximo mes de septiembre estarán aportando 120 megavatios, al sistema energético nicaragüense, en los horarios de mayor demanda.

Por otra parte, dentro del plan del gobierno de Nicaragua se prevé la sustitución de casi 2 millones de bombillos incandescentes por los de tipo fluorescente (que consumen hasta 50 por ciento menos de energía) en todos los hogares nicaragüenses.

Por su parte, Cuba, otro de los socios comerciales de Nicaragua, decidió este año el envío de especialistas y trabajadores sociales para colaborar en un diagnóstico integral que determine el consumo de electricidad doméstico nicaragüense.

Los acuerdos del ALBA entre Venezuela y Nicaragua rondan los 430 millones de dólares, y abarcan casi todos los sectores de la economía, según fuentes oficiales.

Integrada al ALBA, Nicaragua está dando pasos para avanzar al desarrollo después de un pasado reciente en el que se impusieron políticas de privatizaciones y de neoliberalismo que dejaron a más de la mitad de la población sumergida en la pobreza.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!