Economía

Primeras negociaciones entre gobierno sandinista y FMI en Nicaragua

El gobierno sandinista que encabeza el presidente Daniel Ortega y el Fondo Monetario Internacional (FMI) dieron hoy aquí los primeros pasos hacia la negociación de un nuevo programa económico para Nicaragua

Redacción Central |

El gobierno sandinista que encabeza el presidente Daniel Ortega y el Fondo Monetario Internacional (FMI) dieron hoy aquí los primeros pasos hacia la negociación de un nuevo programa económico para Nicaragua

De acuerdo con el vicepresidente nicaragüense, Jaime Morales, quien inauguró este primer acercamiento, el objetivo es lograr la conciliación de los “legítimos intereses empresariales con los legítimos derechos y demandas sociales”.

Nosotros queremos progreso económico, pero con bases objetivas y reales, aseveró el vicemandatario, al inicio de la reunión de dos días que tiene lugar en las instalaciones del Banco Central de Nicaragua, en esta capital.

Morales recalcó que el combate a la pobreza, la generación de empleos y de ingresos, y el aumento de las exportaciones son las metas principales del programa de gobierno de Ortega, quien asumió la presidencia el 10 de enero pasado.

Tenemos nuestro propio programa, queremos plantearlo, queremos discutirlo, queremos conversarlo aquí, reiteró.

Tras su llegada al poder, Ortega ha mantenido una posición crítica hacia el FMI y el resto de los organismos internacionales, a los que responsabiliza por el aumento de la pobreza y el desempleo durante los últimos 16 años de gobiernos neoliberales en Nicaragua.

“¿Dónde están las virtudes y beneficios de esas políticas?”, preguntó el mandatario sandinista en más de una ocasión.

En opinión del jefe de Estado, el nuevo programa económico a negociar con el FMI deberá priorizar el lado social, sobre la macroeconomía.

El domingo pasado, durante su breve visita a Nicaragua, el presidente venezolano, Hugo Chávez, invitó públicamente a Ortega a unirse al Banco del Sur, cuyo capital inicial será el 10 por ciento de las reservas internacionales de Venezuela y Argentina.

La nueva entidad bancaria, a la que ya pertenece también Bolivia, y se podrían sumar muy pronto Brasil y Ecuador, financiará obras sociales y de infraestructura en el continente.

“Estoy seguro de que después que Daniel (Ortega) arregle las cuentas que le entregaron, y que no cuadran por ningún lado, se va a afiliar al Banco del Sur”, afirmó Chávez, en el multitudinario acto celebrado en León, 90 kilómetros al noroeste de Managua.

El último programa económico del FMI en Nicaragua venció en diciembre pasado, cuando aún gobernaba el ahora ex presidente Enrique Bolaños.

también te puede interesar