Economía

Gobierno sandinista promueve medidas de austeridad en Nicaragua

Managua – La reducción del salario de los altos funcionarios del Estado y la centralización de la publicidad gubernamental en los medios de prensa destacan hoy entre las medidas de austeridad anunciadas por el gobierno sandinista en Nicaragua

Redacción Central |

Managua – La reducción del salario de los altos funcionarios del Estado y la centralización de la publicidad gubernamental en los medios de prensa destacan hoy entre las medidas de austeridad anunciadas por el gobierno sandinista en Nicaragua

De acuerdo con el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, la cifra a ahorrar por esos conceptos ronda los 165 millones de córdobas (alrededor de nueve millones de dólares al cambio actual).

El recorte salarial, adicional a las cotas máximas impuestas por el presidente Daniel Ortega para los miembros de su gabinete, afectará a funcionarios que devengan más de 50 mil córdobas mensuales (más de dos mil 500 dólares).

A partir de ahora, a esos empleados del Estado se les reducirá el sueldo en un 10 por ciento, según lo anunciado por Guevara.

Fiel a su promesa de campaña, Ortega ya redujo en casi un 50 por ciento los “megasalarios” que ganaban en los gobiernos anteriores el Presidente, Vicepresidente y los ministros.

Otra medida de austeridad anunciada esta semana fue prohibir la compra de vehículos nuevos por parte de los ministerios, y congelar los cerca de cinco millones de dólares que se destinaban cada año al pago de la publicidad gubernamental.

“Queremos ser un gobierno austero, eficiente, sencillo y humilde”, aseguró Rosario Murillo, Primera Dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

De acuerdo con Murillo, el Ejecutivo no puede seguir subvencionando a 300 medios de comunicación y pequeños noticieros, además de considerar que la publicidad que pagaban los gobiernos anteriores sólo servía para alimentar el ego de los ministros.

La portavoz anunció que el gobierno sandinista, en el poder desde el 10 de enero pasado, dará a conocer próximamente una nueva estrategia de comunicación que ha sido diseñada “desde el pueblo y para el pueblo”.

Las autoridades consideran que todo el dinero ahorrado al Presupuesto General de la República como resultado de las medidas de austeridad debe ser redistribuido en los sectores de Salud, Educación, y en el Programa “Hambre Cero”.

“Aquí se va a priorizar la lucha contra el hambre, el tema del agua, la energía, la producción rural, la pequeña industria y el comercio”, recalcó Murillo, en declaraciones a la prensa.

El destino de esos fondos, sin embargo, será determinado por la Asamblea Nacional, explicó el titular de Hacienda.

también te puede interesar