Economía

Bolivia insiste en entrar a un Mercosur que quiere cambiar

Río de Janeiro – El Mercosur vive momentos cruciales en las horas previas a su cumbre presidencial debido a la intención de Bolivia de convertirse en miembro pleno del bloque comercial para reformarlo con el apoyo de Venezuela y, probablemente, con el de Ecuador

Redacción Central |

Río de Janeiro – El Mercosur vive momentos cruciales en las horas previas a su cumbre presidencial debido a la intención de Bolivia de convertirse en miembro pleno del bloque comercial para reformarlo con el apoyo de Venezuela y, probablemente, con el de Ecuador

Horas antes de llegar a Río de Janeiro para participar en la XXXII cumbre del Mercosur que se inaugura el jueves, el presidentevenezolano Hugo Chávez dijo que planteará “reformatear” el bloque para que todos estén contentos.

Mientras el presidente de Bolivia, Evo Morales, quiere ser miembro pleno del bloque integrado por Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela, el nuevo gobernante de Ecuador, Rafael Correa, quiere acercar la Comunidad Andina de Naciones (CAN) al Mercosur.

El primero en llegar a la cita fue el presidente de Argentina, Néstor Kirchner, quien arribó al anochecer al hotel Copacabana Palace, frente al famoso balneario de la ciudad, y donde se reunirán los jefes de estado a partir del jueves por la tarde.

Por su parte, el canciller de Brasil, Celso Amorim, dijo que a pesar de todos sus problemas el Mercosur era una “realidad política ineludible”.

“Mucha gente habla de crisis del Mercosur…(pero) Mercosur es una realidad política ineludible cuando se piensa ahora en América Latina o en América del Sur”, aseguró el canciller a reporteros a las afueras del hotel Copacabana Palace.

En Mercosur “los problemas existen, como existen en la Unión Europea, y si cada vez que existiese un problema en la Unión Europea se fuera a decir que la Unión Europea acabó, ya se habría acabado 10 veces”, indicó Amorim, destacando que en el bloque europeo hubo impasses cuando Inglaterra no aceptó la moneda única, o cuando Francia y Holanda rechazaron la constitución común.

Y al igual que los europeos “la realidad es que Mercosur esta cada vez más fuerte”, dijo.

El ministro ratificó, tanto como su colega de Uruguay, Reinaldo Gargano, también al llegar al hotel, que eran medidas internas y que eran los venezolanos los que debían decidir sobre los recientes anuncios del presidente, Hugo Chávez, sobre aplicar en su país “el socialismo del siglo XXI”, adelantar nacionalizaciones y reformar la constitución para implantar la reelección presidencial indefinida.

“Yo no voy a defender cuál es el mejor sistema para Venezuela…son los venezolanos”, dijo Amorim.

El canciller uruguayo al ser consultado sobre cómo podía lidiar un bloque de países capitalistas, como el Mercosur, con un miembro socialista como anuncia Chávez, sólo respondió: “A mí no me asusta. Yo soy socialista”.

Los descontentos con el Mercosur son Uruguay y Paraguay, cuyas economías pequeñas no se han visto favorecidas por el pacto aduanero, creado hace 16 años.

Brasil ya anunció algunas medidas para favorecer a Uruguay y Paraguay, como la eliminación unilateral de cobros de tarifas de exportación y de algunas trabas burocráticas.

Aunque es un bloque eminentemente comercial, los mayores problemas que enfrenta el Mercosur ahora son políticos, por la intención de Venezuela y Bolivia por cambiarlo.

Chávez anunció que propondrá “reformatear el Mercosur, para que todos los países que lo integran estén felices”.

El canciller boliviano, David Choquehuanca, dijo que Bolivia no entrará “con los ojos cerrados”, que el proceso de ingreso “puede demorar un año o más” y reiteró la intención de su país de “modificar” el pacto.

Otro que tiene intenciones de lograr cambios en los organismos regionales es el ecuatoriano Correa, que ha dicho que su país seguirá en la CAN, pero “si en un año esto no funciona nos vamos todos”.

El único mandatario del Mercosur ausente será el peruano Alan García, que no asistirá a la cumbre por problemas de agenda interna, según informo la cancillería brasileña.

Sí vendrán los presidentes cuyos países son asociados al Mercosur, Chile, Bolivia, Colombia y Ecuador.

también te puede interesar