Economía

Microsoft abre los ojos al mercado hispano

Las VegasMicrosoft ha abierto los ojos al mercado hispano y planea una campaña para promover entre los latinos su nuevo sistema operativo, Vista, pero reconoce no saber aún cuántos usan sus productos

Redacción Central |

Las VegasMicrosoft ha abierto los ojos al mercado hispano y planea una campaña para promover entre los latinos su nuevo sistema operativo, Vista, pero reconoce no saber aún cuántos usan sus productos

Pese a que los hispanos superan los 40 millones de personas en Estados Unidos, una población similar a la de España, hasta hace año y medio, Microsoft no contaba con una persona encargada de adecuar la estrategia de ventas a ese segmento del mercado.

Ese hombre es ahora José Piñero, un puertorriqueño con el hablar rápido del vendedor y la juventud que caracteriza a muchos de los ejecutivos del sector informático.

Piñero ocupa un nuevo cargo en la empresa: director de Marketing y Relaciones Públicas para minorías, entre las que Microsoft coloca a los afroamericanos y las mujeres, además de los hispanos.

Además de en su nueva estrategia de ventas, la mayor atención de la multinacional a los latinos también se refleja en su cuadro directivo, según Piñero.

Entre los altos cargos está Orlando Ayala, vicepresidente senior, y María Martínez, vicepresidenta para asuntos corporativos.

“Es una cosa que es nueva, que no pasaba hace varios años”, dijo Piñero en una entrevista durante la Feria Internacional de la Electrónica (CES, en inglés), que termina hoy en Las Vegas.

El crecimiento exponencial de la población hispana y su mayor poder adquisitivo han captado la vista de Microsoft, aunque Piñero reconoce que una de las dificultades a las que se enfrenta es la falta de datos exactos sobre el número de latinos que usan sus productos.

Pese a la escasez de información de mercado, Microsoft lanzará en la primavera una campaña de promoción de Vista destinada a destacar sus ventajas para los hispanos, cuyo costo Piñero no quiso especificar.

Vista es el primer sistema operativo nuevo de la multinacional desde que saliera a la venta el XP en el 2001.

Las empresas pueden adquirirlo desde noviembre, pero sólo llegará al público general el 30 de enero, cuando Microsoft prevé dar el pistoletazo a su campaña de ventas con un mega-acontecimiento en Nueva York.

La compañía con sede en Redmond (Washington) quiere convencer a millones de consumidores en todo el mundo de que las novedades de Vista justifican el desembolso extra.

En este sentido, cree que podrá seducir a los latinos con dos adiciones: la posibilidad de cambiar el lenguaje del sistema operativo y de que los padres limiten el uso que hacen sus hijos del computador.

El XP se vende en América Latina y España en español, pero una vez instalado no es posible cambiar de idioma y que las ventanas y los controles aparezcan en inglés, por ejemplo.

El Vista permitirá que cada usuario del computador establezca el lenguaje que desee.

“Para las familias hispanas que manejan los dos idiomas es muy fácil”, explicó el mexicano Luis Martínez Castillo, uno de los programadores que ha trabajado en el nuevo sistema operativo.

Así, los hijos nacidos en EEUU, que a menudo prefieren manejarse en inglés, podrán escoger esa lengua en su perfil de usuario, mientras que los padres podrán elegir el español.

Sin embargo, esta opción sólo estará disponible en el “Vista Ultimate”, la versión más cara y más completa del nuevo sistema, que se venderá por 399 dólares.

Lo que sí está presente en las otras versiones (la básica, con un precio de 199 dólares, y la premium, de 239 dólares), es la posibilidad de controlar la actividad de los menores, lo que constituye una de las grandes novedades de Vista.

Los padres podrán saber qué páginas de internet han visitado los hijos, cuánto tiempo han estado conectados y con quién se han comunicado a través del correo electrónico.

“Esto es algo que les gusta a muchos padres y que no les gusta nada a los hijos”, dijo Peter McKiernan, del departamento de Marketing de la corporación.

Además, los adultos pueden prohibir el acceso de sus hijos a páginas de internet que contengan pornografía, que promuevan el uso de drogas o que tengan contenido ofensivo.

también te puede interesar