Economía

Futuro presidente ecuatoriano presenta multimillonarios proyectos a Lula

Brasilia – El presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, expuso el viernes en Brasilia una serie de proyectos que requerirían multimillonarias inversiones, como la construcción de una refinería y una conexión mixta fluvial y terrestre entre el Pacífico y el Atlántico

Rafael Correa y Luiz Inacio Lula da Silva
Presidente electo de Ecuador Rafael Correa y presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva durante un encuentro en Brasilia el 8 de diciembre de 2006. | AFP

Redacción Central |

Brasilia – El presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, expuso el viernes en Brasilia una serie de proyectos que requerirían multimillonarias inversiones, como la construcción de una refinería y una conexión mixta fluvial y terrestre entre el Pacífico y el Atlántico

Correa, que asumirá el 15 de enero, fue recibido por la mañana por el canciller Celso Amorim y el presidente de la estatal petrolera Petrobras, y luego mantuvo una audiencia de 40 minutos con el presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

“Hablamos de integración y de la infraestructura necesaria para integrarnos”, declaró Correa a periodistas tras reunirse con Lula.

En concreto, expuso las ventajas que tendría construir un “eje multimodal” para vincular el puerto ecuatoriano de Manta, en el Pacífico, a la ciudad brasileña de Manaos, sobre el río Amazonas, que desemboca en el Atlántico.

Se iría por tierra desde Manta hasta San Francisco de Orellana, sobre el río Napo, y desde ahí, previo dragado de algunos ríos, se saldría navegando al Amazonas.

El proyecto requeriría inversiones de 2.000 millones de dólares, aunque ya hay 500 millones financiados por la empresa Hutchinson, para la construcción de un puerto de aguas profundas en Manta, explicó.

“Es un proyecto de mucho interés, porque permitiría evitar el paso por el Canal de Panamá para carga y evitaría gastar mucho tiempo y dinero”, dijo el dirigente ecuatoriano.

El plan incluye asimismo la reconversión de la base aérea de Manta, cedida a Estados Unidos hasta 2009, en un aeropuerto internacional.

Correa, un economista de 43 años, elegido con un programa nacionalista de izquierda, ratificó su decisión de recuperar el control sobre la base. “Para nosotros, soberanía es no tener soldados extranjeros en nuestro suelo patrio”, destacó.

Las discusiones también versaron sobre el deseo de Ecuador, quinto productor latinoamericano de petróleo, de construir una refinería para procesarlo.

Correa calificó de “absurda” la situación actual, que obliga a Ecuador a “exportar crudo para comprar derivados”.

Se refirió a la posibilidad de construir una refinería de crudos pesados en Jaramijó (sobre el Pacífico), con una inversión de 3.000 millones de dólares, que permitiría “explotar el campo ITT, que tiene 900 millones de barriles de reserva”.

“Petrobras está interesada en ese campo”, aseguró.

La petrolera estatal brasileña sigue con atención la situación en Ecuador -donde ya tiene inversiones por 430 millones de dólares- y las intenciones de su próximo presidente, cercano al venezolano Hugo Chávez.

La estatal brasileña fue golpeada este año en Bolivia, donde era el principal inversor, por la decisión del presidente Evo Morales de nacionalizar los hidrocarburos, en una operación que Brasilia sospecha que contó con asesoramiento venezolano.

Correa también manifestó interés en aprovechar la experiencia brasileña para el desarrollo de combustibles alternativos, y en particular el biodiesel (a base de aceites vegetales o animales).

Los dos países evocaron por otro lado la necesidad de equilibrar el comercio bilateral, ampliamente favorable para Brasil, que exportó por 646 millones de dólares en 2005, e importó por apenas 91 millones.

Lula viajó por la tarde junto a Correa a Cochabamba (Bolivia), para participar en la cumbre de la Comunidad Sudamericana de Naciones. Correa irá luego a Perú, junto al presidente Alan García.

El futuro mandatario negó haber cancelado un viaje a Colombia, como indicaron medios de prensa.

“El presidente (Alvaro) Uribe me invitó a visitar Bogotá, y yo quería hacerlo lo más rápidamente posible. Se planteó la idea de regresar juntos de Cochabamba, pero después nos dimos cuenta que era feriado en Colombia y no se confirmó. Lo visitaremos en los próximos días”, explicó.

también te puede interesar