Economía

Heredará nuevo gobierno sandinista economía estable

Managua – El nuevo gobierno sandinista en Nicaragua heredará en enero próximo “una economía estable” con bases para atender la microeconomía a fin de atacar el combate a la pobreza y crear empleos, sostuvo el Banco Central (BCN)

Redacción Central |

Managua – El nuevo gobierno sandinista en Nicaragua heredará en enero próximo “una economía estable” con bases para atender la microeconomía a fin de atacar el combate a la pobreza y crear empleos, sostuvo el Banco Central (BCN)

Un paso crucial se dará el viernes próximo, cuando Nicaragua asista a una revisión de su programa de ajuste en el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) con “avances” en sus indicadores económicos, dijo el presidente del BCN, Mario Arana.

“Hemos establecido bases sólidas para el crecimiento económico, la macroeconomía funciona bien” y las nuevas autoridades deben alentar esta estabilidad y dedicar esfuerzos a la macroeconomía, afirmó en funcionario.

El país, dijo, necesita “que se mantenga el crecimiento (económico) y se mejore”.

La inflación acumulada anual en 2006 oscilará entre 8.8 por ciento y 9.1 por ciento y el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) está estimado en 3.4 por ciento.

La inflación de octubre pasado fue de 0.45 por ciento y la acumulada del 6.91 por ciento, es decir, 2.6 puntos porcentuales menos a la registrada en el mismo mes en 2005, según estadísticas oficiales.

El presidente electo Daniel Ortega, líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que ganó los comicios del pasado 5 de noviembre, asumirá el cargo el próximo 10 de enero para ejercer su mandato durante el periodo 2007-2012.

Esta será la primera vez, en las últimas décadas, que Nicaragua experimentará un traspaso de administración pública “en contexto de estabilidad macroeconómica y con el apoyo decidido de la comunidad internacional”, precisó Arana.

Las exportaciones anuales ascenderán a mil 20 millones de dólares y la zona franca generará mil 60 millones de dólares, cifras récord en el país centroamericano.

Ortega, quien ganó las elecciones con el 38 por ciento de los votos válidos, heredará además una severa crisis energética, entre otros graves problemas de pobreza y desempleo.

La crisis por un déficit de hasta 80 megavatios hora de energía eléctrica podría prolongarse en los primeros meses de 2007, ha advertido el presidente de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Ernesto Espinoza.

Además, un millón de nicaragüenses de la Población Económicamente Activa (PEA) han dejado de buscar empleo, por razones aún desconocidas, ya sea porque reciben remesas familiares del exterior o sencillamente, “no quieren trabajar”, aseguró el ministro Arana.

Las nuevas autoridades tendrán la oportunidad de negociar las condiciones del programa de ajuste con el FMI y han afirmado el interés en la generación de empleo fomentando el crédito al sector campesino y pequeña y microempresa a través de una banca de fomento.

La banca de fomento es un tema polémico que deberán resolver con el FMI, sobre todo por el alto porcentaje de beneficiados con créditos que caen en mora.

también te puede interesar