Economía

Inversionistas se reunirán en Nicaragua tras toma posesión Ortega

Managua – La reunión que sostendrán inversionistas extranjeros un día después de la toma de posesión de Daniel Ortega en Nicaragua es vista hoy aquí como una reafirmación de la confianza del capital internacional en el futuro gobierno sandinista

Redacción Central |

Managua – La reunión que sostendrán inversionistas extranjeros un día después de la toma de posesión de Daniel Ortega en Nicaragua es vista hoy aquí como una reafirmación de la confianza del capital internacional en el futuro gobierno sandinista

Esa opinión la comparte el vicepresidente electo, Jaime Morales Carazo, encargado, junto al presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Edwin Kruger, de la organización del encuentro previsto para el 11 de enero próximo en Managua.

El compañero de fórmula del líder sandinista considera que la incertidumbre generada por la campaña antisandinista desatada por la derecha local y el gobierno de Estados Unidos durante el proceso electoral ya fue conjurada por el propio Ortega.

El mandatario electo, cuyo triunfo, según sus adversarios, provocaría un éxodo masivo de capital e inversiones, se reunió en las últimas semanas con los representantes de los distintos sectores económicos presentes en Nicaragua.

Ortega aseguró a todos que no pretende realizar cambios drásticos en el sistema macroeconómico imperante, sino que promoverá la inversión nacional y extranjera como pilares de la generación de empleos que le ayuden a erradicar la pobreza.

Prometió, además, honrar los acuerdos económicos vigentes, aunque sin desechar la búsqueda de nuevos mercados en el sur del continente americano, Europa y Asia.

Hasta el momento, ninguna empresa transnacional ha abandonado el país después del triunfo del Frente Sandinista de Liberación Nacional del 5 de noviembre pasado, y los activos bancarios se mantienen estables, según las informaciones ofrecidas por el Banco Central.

Según Morales Carazo, un conservador que fue adversario del sandinismo en la década del 80, las autoridades electas trabajan para consolidar el clima de seguridad y estabilidad.

El futuro vicepresidente, quien a todas luces será el encargado de manejar las relaciones del futuro gobierno con los círculos empresariales, aseveró que entre los hombres de negocios de otros países existe confianza por las perspectivas que ofrece Nicaragua.

En este país, lo peor ya pasó, y hoy en día lo que hay es una acumulación de experiencia de los errores del pasado, y un proceso ejemplar de reconciliación, aseguró a la prensa local.

también te puede interesar