Economía

PNUD: Países ricos deben ayudar a detener crisis por agua

CIUDAD DEL CABO – Los países más ricos del mundo deben liderar los esfuerzos para abordar una crisis de agua y sanidad que está provocando muertes y propagando enfermedades entre millones de personas y deteniendo las economías, especialmente en Africa, dijo el jueves un informe de la ONU

Redacción Central |

CIUDAD DEL CABO – Los países más ricos del mundo deben liderar los esfuerzos para abordar una crisis de agua y sanidad que está provocando muertes y propagando enfermedades entre millones de personas y deteniendo las economías, especialmente en Africa, dijo el jueves un informe de la ONU

El Informe de Desarrollo Humano 2006 del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) recomendó que todos los gobiernos garanticen a cada persona al menos 20 litros de agua limpia cada día y que gasten al menos el 1 pct de su PIB en agua y sanidad.

El reporte, que es considerado una fotografía del progreso del mundo en temas clave del desarrollo, también instó a los países más industrializados a reunir ayuda internacional de entre 3.400 y 4.000 millones de dólares cada año para las naciones más pobres.

Sin una acción conjunta del G8, un grupo que incluye a Estados Unidos y Gran Bretaña, millones de personas en el mundo en desarrollo seguirán asolados por una pobreza evitable, malas condiciones de salud y oportunidades económicas menguadas, advirtió el informe.

«Los gobiernos nacionales necesitan elaborar planes y estrategias creíbles para afrontar la crisis de agua y sanidad», declaró Kevin Watkins, el principal autor del informe, que fue difundido en Ciudad del Cabo.

«Pero también necesitamos un plan de acción global, con un respaldo activo de los países del G8, para centrarse en los esfuerzos internacionales fragmentados para movilizar recursos y fomentar acciones políticas al poner al agua y la sanidad al frente y en el centro de la agenda de desarrollo», sostuvo.

El llamado a la acción se da en medio de preocupantes señales de que grandes extensiones del mundo en desarrollo no cumplirán con ocho de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU acordados por líderes mundiales, que van desde recudir la extrema pobreza a detener la propagación del sida antes del 2015.

Si la actual tendencia se mantiene, el Africa subsahariana sólo alcanzaría el Objetivo de Desarrollo sobre agua limpia en el año 2040. Las naciones árabes exceden el plazo en 27 años.

MILLONES DE VIDAS EN RIESGO

Las vidas de millones de niños están en riesgo, así como la salud y bienestar económico de más de 2.000 millones de otras personas que viven en países en desarrollo, donde beber agua contaminada desde desagües o arroyos suele ser normal.

Alrededor de 1,8 millones de niños mueren cada año en todo el mundo debido a la diarrea, la que podrían evitarse mediante el acceso a agua limpia o a un baño y casi la mitad de quienes viven en el mundo en desarrollo se enferman en algún momento debido a la mala calidad del agua y la sanidad.

Además de los beneficios en salud, quienes apoyan el informe predicen que una campaña mundial por agua limpia fomentaría el crecimiento económico en zonas como el Africa subsahariana, que cada año pierde el 5 por ciento de su PIB debido a la mala calidad del agua y la sanidad, según el informe.

Cada dólar invertido en mejoras al agua y sanidad produciría un retorno de ocho dólares mediante el aumento de la productividad, la reducción de los costos de salud y otras ganancias económicas inesperadas, especialmente por los pobres, quienes usualmente pagan más por agua limpia, según el reporte.

Los esfuerzos para administrar mejor los recursos de agua también podrían reducir la probabilidad de guerras y conflictos armados que surgen sobre la propiedad y el acceso a un elemento básico que los gobiernos consideran cada vez más como un valioso bien económico.

también te puede interesar