Economía

Morales defendió nacionalizaciones bolivianas

MONTEVIDEO – El presidente boliviano Evo Morales recordó el sábado, en la XVI Cumbre Iberoamericana, que cuando las migraciones eran de Norte a Sur, nunca hubo muros ni deportaciones, en alusión a la barrera que piensa erigir Estados Unidos en su frontera con México

Evo Morales
Los presidentes de México, Vicente Fox, a la izquierda; de Bolivia, Evo Morales, al centro; y de Paraguay, Nicanor Duarte, durante la inauguración de la XVI Cumbre Iberoamericana en Montevideo. | AP

Redacción Central |

MONTEVIDEO – El presidente boliviano Evo Morales recordó el sábado, en la XVI Cumbre Iberoamericana, que «cuando las migraciones eran de Norte a Sur, nunca hubo muros ni deportaciones», en alusión a la «barrera» que piensa erigir Estados Unidos en su frontera con México

«Los migrantes del Norte llegaron, se apoderaron libremente y saquearon nuestros recursos naturales, acapararon miles de hectáreas de las mejores tierras. Pero cuando nuestra gente emigra al Norte desarrollado, encuentra toda clase de problemas», añadió el mandatario boliviano.

«Ahora se criminaliza la migración de Sur a Norte. Es la vivencia que estamos soportando actualmente», afirmó.

Morales recordó que en la pasada década, cuando era dirigente sindical, fue invitado a una reunión gremial en Bilbao, España. «Pero no bien descendí del avión en Madrid, dos policías me dijeron que si no abonaba 500 dólares, no podría seguir y sería expulsado».

«Yo les respondí que por 500 años de saqueo, no tendrán 500 dólares ahora. Me enojé, reclamé y al final me dejaron seguir viaje», relató.

El mandatario boliviano defendió la nacionalización de los hidrocarburos que dispuso su gobierno a comienzos de este año y explicó que Bolivia quiere cambiar las reglas internas que había con las empresas petrolíferas. «Queremos socios, no patrones ni dueños de nuestro patrimonio», recordó.

Morales sostuvo que con la modificación de la ley de hidrocarburos, el Estado boliviano solamente recibía unos 230 millones de dólares anuales. «Ahora estamos recibiendo unos 500 millones. Esa cifra podría llegar en los próximos años a 2.000 y quizás a 3.000 millones de dólares. Eso para nosotros es mucha plata que necesitamos para nuestro pueblo».

El presidente boliviano dijo estar seguro de que los nuevos ingresos, que se traducirán en mayores gastos sociales y beneficios para su pueblo, se frenará la emigración de sus connacionales a Europa y a otros países latinoamericanos.

«Mientras no haya políticas que permitan achicar las diferencias económicas de país a país, esas asimetrías seguirán provocando migraciones. Vemos que se habla continuamente de globalización, pero solamente para las ganancias y las empresas transnacionales, pero ahora no hay globalización para los seres humanos», dijo Morales.

El mandatario boliviano elogió la mejora de relaciones operada con Chile, desde que gobierna ese país la presidenta Michelle Bachelet. «Yo siempre digo que el mar nos dividió y que el mar debe ahora unirnos», añadió.

Mientras la presidenta Bachelet lo miraba con mucha atención, Morales reclamó el apoyo de la Cumbre Iberoamericana y de otros organismos regionales, para que se concreten exitosamente las negociaciones con Chile.

también te puede interesar