Economía

Petrobras celebra su nuevo y «rentable» contrato en Bolivia

Río de Janeiro – El presidente de la petrolera brasileña Petrobras, José Sergio Gabrielli, dijo hoy que el reciente contrato de operaciones firmado con el Gobierno de Bolivia beneficia a la compañía, que mantiene su alta rentabilidad en ese país andino. «Mantenemos una posición positiva en Bolivia, tranquilos, no hay problema», dijo Gabrielli durante una […]

petrobras
El presidente de la petrolera brasileña Petrobras, Sergio Gabrieli. EFE | EFE

Redacción Central |

Río de Janeiro – El presidente de la petrolera brasileña Petrobras, José Sergio Gabrielli, dijo hoy que el reciente contrato de operaciones firmado con el Gobierno de Bolivia beneficia a la compañía, que mantiene su alta rentabilidad en ese país andino.

«Mantenemos una posición positiva en Bolivia, tranquilos, no hay problema», dijo Gabrielli durante una rueda de prensa, acompañado por varios ejecutivos de la compañía, para comentar por primera vez su nueva posición en ese país.

«El acuerdo satisface a Petrobras, garantiza nuestra presencia (en Bolivia), el suministro de gas (a Brasil) y no hay pérdidas para Petrobras en el contrato», agregó.

Petrobras, junto a otras petroleras trasnacionales, firmó el sábado pasado un acuerdo de operaciones con el Gobierno del presidente Evo Morales para adaptarse a las reglas impuestas por la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia.

«Pero no estamos anunciando inversiones nuevas, no tenemos el compromiso de nuevas inversiones. A no ser que tengamos garantías de inversiones no haríamos nada nuevo», aclaró.

Gabrielli explicó los alcances del nuevo contrato en las áreas de exploración y producción en los campos de San Alberto, San Antonio y ColpaCaranda, operados por su filial Petrobras Energía.

Pero se negó a comentar los otros frentes de la compañía que permanecen abiertos en Bolivia. Uno de ellos es el futuro de sus dos refinerías con capacidad para procesar 60.000 barriles por día de hidrocarburos.

El otro es las duras negociaciones de los precios de importación del gas natural boliviano, que abastece a más del 50 por ciento del mercado brasileño.

Esos contratos «son separados«, dijo Gabrielli quien no ve razón alguna para un aumento en los precios del gas como el que demanda Bolivia.

Argumentó que Brasil paga unos cuatro dólares por millones de BTU (una unidad energética internacional) y los precios son ajustados periódicamente de acuerdo a tres tipos de residuales del petróleo.

Con el nuevo contrato en exploración y producción, Petrobras obtiene garantía de operación de los principales campos proveedores de gas natural para Brasil y una rentabilidad económica por encima del 15 por ciento, muy superior al costo del capital, explicó el ejecutivo.

«Petrobras no está perdiendo dinero en exploración y producción en Bolivia», dijo Gabrielli.

Ahora opera bajo un contrato de producción y riesgos compartidos y recibirá una retribución de acuerdo a una fórmula contable que toma en cuenta precios, volúmenes de producción e inversiones.

En el contrato, que tendrá validez de 30 años una vez aprobado por el congreso boliviano, Petrobras continúa con la propiedad de sus actuales activos y «las reservas pueden ser contabilizadas» como propias, aseguró Gabrielli.

El contrato firmado con la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos implica una participación gubernamental del 80 por ciento, contra 95 por ciento establecido en el Decreto Supremo que nacionalizó los hidrocarburos el 1 de mayo.

«No habrá remuneración fija para Petrobras, sino variable a lo largo del tiempo», en las operaciones, dijo al explicar que su rentabilidad será superior que en el pasado.

«Hay detalles que no pueden ser simplificados en números, la rentabilidad es bastante alta y no perdimos nada con los nuevos contratos», explicó Gabrielli, quien señaló que la mayor parte de las inversiones ya fueron depreciadas.

Las inversiones nuevas estarán limitadas a lo necesario para mantener la producción de gas, y después de que Bolivia apruebe su nueva Constitución y sus nuevas leyes, «será analizado caso a caso» la potencialidad de nuevas propuestas.

también te puede interesar