Economía

El Gobierno Bolaños no ha hecho nada para mover los proyectos en el área energética”, afirma el ex ministro de energía, Emilio Rapaccioli

La crisis energética que envuelve al país se vuelve borrascosa cuando leemos los encabezados de los principales medios impresos que nos dicen: Más horas sin energía o INE exige descuento a Fenosa

Redacción Centraly Redacción Central |

La crisis energética que envuelve al país se vuelve borrascosa cuando leemos los encabezados de los principales medios impresos que nos dicen: Más horas sin energía o INE exige descuento a Fenosa

Parece que alguien sólo entiende por las malas porque apenas los barrios capitalinos se levantaron ardidos a causa de los apagones y la falta de agua potable, los mismos medios impresos que anunciaron el incremento de horas de apagones, titularon: “Barrios se levantan” y “Barrios ya no aguantan”, al tiempo que enunciaban que la ira popular iba creciendo debido a la indolencia gubernamental y la falta de paliativos reales que permitieran la débil dignidad de vida de los nicaragüenses.

Efectivamente, tras las demostraciones de repudio a la indiferencia gubernamental que provocaron la toma espontánea del edificio del ente regulador de la energía, “A ultima hora Enel anuncia paliativos”, citó un diario local y en realidad pareció que por un artificio, el ente regulador encontró alguna fórmula

Rapaccioli sostiene que el país cuenta con una sobregeneración eléctrica que supera los 100 megawatts.

para frenar el descontento popular y en consecuencia su director ejecutivo, David Castillo, anunció que iban a un arbitraje para analizar el cumplimiento del contrato de servicio de la ibérica Unión Fenosa.

Un adagio popular dice que en río revuelto… ganancia de pescadores y es lo que parece que ha venido ocurriendo en los días de crisis, porque se sugiere que compañías térmicas hondureñas “han hecho su agosto” vendiéndonos energía eléctrica debido a la parálisis de las últimas semanas de 4 generadoras, lo que provocó un déficit de generación de 80 megavatios en el sistema energético nacional.

Tal situación levantó sospechas de que tal salida de circulación fuera un mecanismo de presión a Unión Fenosa para que honrara sus deudas por la compra de energía.

En ese contexto cobra fuerza la pregunta ¿Fenosa ha cumplido su contrato?, aunque hubo quien se manifestó porque el Estado le trasladara un subsidio de 9 millones de dólares para que normalizara la distribución eléctrica, lo que el economista Néstor Avendaño cuestionó, afirmando que “el subsidio que se entrega a los consumidores de menos de 150 kilowatts/hora, lo pagan los que consumen más de esa cantidad”.

Falta de información, abandono y apañamiento gubernamental

Al respecto, el ingeniero Emilio Rapaccioli, ex ministro de energía del gobierno revolucionario de los 80, ha expresado la necesidad de crear una instancia que regule a las empresas eléctricas, debido a que existe desconfianza entre las mismas, al tiempo que indica que “no hay claridad ni transparencia” y que en alguna medida “hay decisiones que están diferenciándonos o tratando con ventaja a determinadas empresas”.

“Tal vez se pudo haber otorgado esa concesión a otra empresa que a esta fecha estuviera con 50 megavatios”, dijo a Visión Sandinista el ingeniero Rapaccioli.

En tanto, comentó que existe un estudio de factibilidad del proyecto energético San Jacinto-Tizate, realizado por una empresa italiana la cual establecía que para el 2001 debían estar trabajando 75 megavatios, basado en información existente en 1995.

“En el 2001 deberían haberse instalado 75 megavatios y actualmente tenemos 7 megavatios, con una planta usada y deficiente, y que usa el doble de vapor para producir la misma energía que estaría produciendo otra planta moderna y eficiente, no usada”, indicó.

“Eso le cae al doctor Erwin Krugger, presidente del COSEP, quien tiene la concesión con la empresa Polaris (de capital canadiense, brasileño y alemán). Para que Krugger mantenga esa concesión debe haber apañamiento del gobierno e inclusive del INE”, indicó.

Desconfianza

De acuerdo con el especialista, es notoria la desconfianza entre las instituciones y empresas del sector eléctrico. Así mismo aseveró que es notorio que Unión Fenosa no dice la verdad respecto de la crisis, por lo que dijo que la misma debe ser auditoriada.

“Ya hay una gestión del INE para el arbitraje y una auditoria que realiza la Contraloría General de la República, para ver sí Fenosa ha cumplido sus compromisos y los términos del contrato.

Hay desconfianza, inclusive se ha generado desconfianza hacia los generadores en cuanto a que si dicen la verdad cuando dicen que han sacado una unidad de generación porque presentó una falla o simplemente la sacaron para presionar para que Fenosa pague lo que debe”, manifestó.

Al respecto justificó que tal cosa puede hacerse de acuerdo al contrato existente, en tanto contempla que sí Fenosa se atrasa en los pagos, las generadoras tienen derecho a parar las unidades, ya que la falta de pago no permite comprar búnker.

“Pero lo que vemos es que todo se está haciendo de una forma entre instituciones y empresas que no confían entre sí, y hasta cierto punto con posiciones y actitudes antagónicas. No hay duda de que el INE, la Comisión de Energía, Unión Fenosa y las generadoras estatales como ENEL y las privadas, están consciente de la situación que enfrentan”, explicó.

INE debe convocar

Rapaccioli señala que como ente regulador del sector energético, el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), debería estar convocando día a día o cuando menos día de por medio a todos los actores para que con información veraz sobre las líneas de distribución, atención al cliente, plantas hidroeléctricas, resuelvan la deplorable situación energética que padece la nación.

“En las condiciones actuales con ese mecanismo, día a día podemos ver la verdadera situación de las plantas y su capacidad efectiva de generación y de inyección al sistema interconectado nacional”, afirmó.

De igual forma destacó que dicho mecanismo permitirá establecer proyecciones aproximadas para el 2007, sobre las capacidades efectivas de los generadores, teniendo en cuenta el tiempo de explotación de las plantas, así como los mantenimientos que han dado a las mismas.

Rapaccioli no justifica las actuales limitaciones del sistema energético nacional, siendo que el país no está en guerra, ni tiene limitaciones de divisas y mucho los problemas financieros enfrentados a finales de los 80 e inicios de los 90.

Revisar proyectos

Paralelamente subrayó que debe revisarse el avance de los proyectos que ya han sido licitados y sobre los cuales existen ofertas concretas de empresas extranjeras o mixtas (con capital nacional y extranjero) o que cuentan con aprobación del INE, o sobre las que ya tienen el permiso de agua (en el caso de las hidroeléctricas), y las que cuentan con permiso ambiental (en el caso de las geotérmicas).

Dijo que el país debe conocer qué se puede hacer en el caso de que todo esté bien hecho y no sean empresas fantasmas, sino que tengan experiencia de generación hidroeléctrica, térmica o geotérmica, y cuentan con capital sólido.

“Tenemos el caso de la pequeña hidroeléctrica de Pantasma de 17 megavatios. Tenemos San Jacinto-Tizate, que aporta 17 megavatios al sistema interconectado nacional y que desde 1995 se tiene la factibilidad para que al 2001, ahí se hubieran instalado 75 megavatios”, reiteró.

En tanto, mencionó que en el caso de San Jacinto-Tizate, el alcance de la factibilidad contemplaba la construcción de tres plantas de 25 megavatios entre 1996 y el 2001.

“La empresa (Polaris) que maneja San Jacinto-Tizate, lleva 6 años en tenencia de la concesión y ha habido atrasos en los cumplimientos de las fechas de entrada de las plantas de generación y mantienen la concesión, cuestionó Rapaccioli, quien refirió que de acuerdo con información brindada por David Castillo, director de INE, Polaris enfrenta dificultades en la perforación de pozos.

¿Y Momotombo?

Afirmó que desde inicios de los 90, con el Gobierno de Doña Violeta Barrios, la generación de energía en el Proyecto Geotérmico Momotombo, sufrió un sensible descenso a falta de suficiente vapor.

Así mismo dijo que dicha planta cuenta con 70 megavatios instalados con dos unidades generadoras de 35 megavatios cada una. La primera comenzó a generar en 1985 y la segunda en 1989. Están sustentadas en estudios de factibilidad realizados sobre la base del conocimiento del campo y los pozos productivos que existía y que establecía que era necesario hacer pozos con 2 mil metros o más de profundidad.

“Con la perforación de pozos profundos se conocía que debajo del reservorio somero que alimentaba a la primera unidad, ese reservorio era alimentado por el reservorio profundo a 2 mil metros. Por eso era necesario hacer más pozos profundos, pero la situación de finales de los 80 e inicios de los 90, no pudimos conseguir el financiamiento necesario para sacar más vapor y explotar la capacidad plena de ambas unidades”, explicó. Dijo que tal dificultad persistió hasta finales de la administración Chamorro Barrios, y la administración Alemán -en la cual el Presidente Bolaños presidió la Junta Directiva de ENEL y la Comisión Nacional de Energía-, decidió entregar la operación y el mantenimiento de la planta a la empresa Ormat de origen israelí.

“Esto porque supuestamente la empresa estatal ENEL, no tenía recursos para hacer los pozos necesarios para recuperar la producción de vapor”, acotó. Sin embargo destacó que a la fecha la planta geotérmica Momotombo, cuenta con 29 megavatios, capacidad que mantenía en 1997.

“Entre San Jacinto-Tizate y Momotombo, actualmente se pudieran tener 100 megavatios adicionales y no se tienen. Todavía no se sabe porqué. Pregúntenle a Unión Fenosa o al INE sobre la instalación de 66 megavatios en San Jacinto-Tizate, y sobre el programa de esa puesta en operación, a ver qué contestan”, cuestionó De igual manera dijo que debe preguntarse a Momotombo que actualmente tiene 29 megavatios, cuándo va a tener suficiente producción de vapor para que lleguemos a los 70 megavatios.

“Solamente en estas dos geotérmicas en dos años pudiéramos aumentar -si realmente se cumple la capacidad de generación efectiva- en 100 megavatios”, explicó.

Fantasma

También refirió que el pequeño proyecto hidroeléctrico de Pantasma, presentado por un consorcio de capital mejicano y español, en respuesta a una licitación aperturada por Unión FENOSA.

En este caso se presentaron diferentes proyectos para poner en operación la planta Pantasma, que es un sitio de generación hidroeléctrica en el río del mismo nombre, que desde hace muchos años ha sido estudiado, lo mismo que otros sitios como Copalar, Mojolka, Corriente Lira y otros 15 proyectos hidroeléctricos estudiados al nivel de pre-factibilidad y factibilidad.

“Este consorcio presentó la propuesta de construir el proyecto hidroeléctrico Pantasma para vender la energía a determinado precio. Cabe preguntar por qué no se ha construido. Eso significaría 17 megavatios en 30 meses. Eso al corto plazo”, comentó.

También refirió que Unión Fenosa abrió otra licitación para la construcción de una planta térmica hasta por 150 megavatios, no obstante dijo que cómo es posible que a estas alturas se hablé de nuevas plantas térmicas con la tendencia alcista de los precios del petróleo, lo cual señaló se debe a los atrasos en el desarrollo y puesta en ejecución de los proyectos geotérmicos de San Jacinto-Tizate, la recuperación de vapor en Momotombo y el proyecto hidroeléctrico de Copalar.

Afirmó Rappacciolli que en Nicaragua los momentos de demanda máxima se ubican en diciembre y marzo-abril, de acuerdo con el comportamiento de la demanda máxima del año 2005 que se alcanzó en diciembre con 480 megavatios.

“Es posible que este año la demanda máxima -si no hay racionamiento- llegue a los 500 megavatios”, acotó.

En tanto señaló que actualmente el país cuenta con una capacidad instalada y que nominalmente corresponde a 754,4 megavatios pero su capacidad efectiva es de 581,3 megavatios, según informe oficial.

Racionamiento injustificado

“Ahorita la demanda más es de 460 megavatios. Sí tengo una capacidad de 581, no tengo por qué estar racionando. Tenemos más de 100 megavatios adicionales de reserva”, acotó.

Dijo que nominalmente, Momotombo tiene una capacidad instalada de 70 megavatios pero sólo se aportan 29 megavatios al interconectado nacional y que los ingenios San Antonio y Monterrosa en conjunto tienen 125 megavatios instalados, “pero ellos tienen su propio consumo”.

Al respecto subrayó que la fuente principal de producción de energía de dichos ingenios es el bagazo de caña de azúcar y leña de árboles que ellos siembran, sin embargo dijo que sólo en los meses de zafra pueden explotar a plenitud su capacidad instalada, y durante el tiempo muerto no aportan nada al sistema interconectado nacional.

Falta mantenimiento

Ante el déficit energético actual, Rapaccioli mencionó que los ingenios San Antonio y Monterrosa, podrían contribuir para el mes de septiembre con 40 de sus 125 megavatios de capacidad instalada al sistema interconectado.

“Ahorita el sistema interconectado nacional no cuenta con nada, y lo más que podría llegar a contar es quizás con 50 megavatios durante la zafra. Talvez cuando concluya el mantenimiento en el San Antonio y que Monterrosa instale sus quemadores, juntos puedan aportar 40 megavatios. Pero eso será posible en septiembre o en octubre”, cuestionó.

Paralelamente dijo que las dos plantas hidroeléctricas(Centroamérica y Santa Bárbara) suman 100 megavatios, sin embargo subrayó que las 4 unidades de 25 megavatios (2 por cada planta respectivamente), solo pueden operarse full time, en dependencia del volumen del agua que aporta el invierno y los remanentes de agua del último invierno. “Con la mejor información que tengo, llegamos a 450 megavatios sin meter compra de energía, es decir lo que tenemos aquí, podría ser un poco más si mejorara el invierno y llegara suficiente agua al Lago de Apañas; pero podría ser un poco menos si eso no ocurre”, indicó.

Rapaccioli sin embargo indicó que la sucesión de tormentas no será suficiente si como previsión no se da mantenimiento a plantas hidroeléctricas como “la Centroamérica”, la cual no lo recibe desde el 2005 a la fecha. No obstante subrayó que a falta de información oficial, como especialista dijo no poder asegurar categóricamente si dicha planta esta corriendo un alto riesgo técnico por tal causa.

“Podemos tener una sorpresa. Pudiera ser. Pero no tengo información oficial directa”, apuntó.

Comisión de emergencia

Al respecto destacó que el INE es la instancia con autoridad para conocer el estado de cosas y que en una situación de emergencia, el Gobierno y la Asamblea Nacional pueden proponer la creación de una instancia de emergencia que coordine el mismo INE (que es el ente regulador) y en la cual pueden participar otras instituciones, inclusive una representación de la red de consumidores y apoyados por un equipo técnico altamente calificado.

“En los próximos seis meses o el tiempo que sea necesario, esa instancia de emergencia tendría la responsabilidad de darle seguimiento a la situación de las plantas energéticas y los nuevos proyectos que están en estado avanzado de licitación y aprobación; esto para que comiencen a generar lo más pronto posible” “También daría seguimiento a lo que actualmente se en hace en San Jacinto y Momotombo, pero también daría seguimiento evaluativo con auditorias técnicas y financieras a los aspectos económicos, es decir que se esté comprando el búnker al mejor precio posible. Ojalá que viniera el búnker venezolano”, agregó.

Sobre el búnker venezolano que todavía no acaba de ingresar por los obstáculos interpuestos por el Presidente Bolaños, Rapaccioli se manifestó a favor de que el acceso a compra además de beneficiar a los transportistas, en alguna medida beneficie a las generadoras eléctricas, “ya que con eso se baja el precio de la compra del búnker”.

“Eso tendría una repercusión inmediata en las tarifas, Se vería sí las plantas están trabajando con eficiencia. Entrarían a trabajar las plantas más eficientes”, acotó Sugirió que la planificación de generación del despacho nacional de carga debía preferenciar a las plantas más productivas

A falta de información veraz, el especialista apunta que INE debería financiar la traída de expertos costarricenses, venezolanos o brasileños para que en todos los aspectos apoyen al sistema energético nacional junto a especialistas nacionales que si tenemos, para reducir o erradicar las pérdidas que enfrenta el sistema.

“Los ticos no tiene pérdidas por calentamiento en líneas de distribución o transmisión. Sólo tienen pérdidas técnicas que ya no pueden bajarse de valores. Lo más bajo que existe actualmente en el mundo anda por el 8 por ciento y los ticos tiene el 8 y medio por ciento”, comentó”

Altas pérdidas

En el caso de Nicaragua, afirmó que las pérdidas son del orden del 13 y medio por ciento, las que asegura pueden ser reducidas para incidir positivamente en las tarifas. Sin embargo mencionó que en Nicaragua las pérdidas no técnicas o comerciales (robo de energía) oscilan en el rango del 18 al 20 por ciento.

Indicó que si en los próximos tres años Nicaragua redujera las pérdidas no técnicas en un 10 por ciento -es decir del 17 al 7 por ciento-, eso podría significar el ahorro de 25 millones de dólares y aunque tal reducción no repercute en la tarifa eléctrica, dijo que permitiría a la distribuidora de energía mayor disposición de efectivo.

“Sí mañana un huracán causara problemas en los pozos petroleros del Golfo de México y el precio del petróleo sube a 100 dólares e inmediatamente el precio del búnker que actualmente está a 46 o 47 dólares sube a 60 dólares, las generadoras tienen que desembolsar más plata para la debida compra”, comentó el especialista.

Dijo que Unión Fenosa debe hacer cosas para reducir sus pérdidas, pero que además beneficie a los consumidores y que en tal caso no se tenga que recurrir al artificio de “las letra del tesoro”.

Nacionalizar el sector eléctrico

A mediados de agosto algunos sectores parlamentarios se inclinaron por devolver al Estado la administración del sistema energético nacional y que Unión Fenosa salga del país, pero volver a privatizar la distribución y comercialización de la energía es según Rapaccioli, un acto peligroso al no tener la justificación técnica o económica suficiente.

“Eso podría llevar a que el Banco Mundial pague a Unión Fenosa el seguro que tiene depositado y posteriormente que el Banco Mundial le cobre al Gobierno de Nicaragua. Por eso es importante realizar esa auditoria como parte de un trabajo evaluativo, investigativo, técnico y económico de todo el sector de energía eléctrica, incluyendo el petrolero también”, indicó.

La inclusión del sector petrolero en tal auditoria es necesaria según Rapaccioli, porque es importante saber en qué medida se puede intervenir en el extenso proceso de compra del petróleo y sus derivados.

“Por eso es bien importante lo de Venezuela. Porque en alguna medida el Gobierno y Albanic (empresa conformada por las alcaldías nicaragüenses y Petróleos de Venezuela (PDVSA), van a tener una presencia en el proceso de compra de ese petróleo a un precio muy favorable”, analizó.

“Habría que ver en que medida se puede intervenir en la compra general de petróleo que realiza Nicaragua, porque en la situación actual los precios son elevados y en el futuro los precios que tendrán en el futuro es tan grande que justifican una intervención de ese tipo. Se habla que para el 2025 el petróleo escaseará y los centros de abastecimiento serán monopolizados por las potencias”, agregó.

“Para que haya confianza entre todas las partes (consumidores, gobierno, empresas) y que los diputados en la Asamblea Nacional estén seguros que sí se requiere un ajuste en la tarifa es porque realmente se necesita y que no se está regalando plata a nadie, es necesaria una auditoría”, afirmó.

No obstante la auditoría y los resultados de dicha evaluación al sector energético, Rapaccioli advirtió que de nacionalizarse el sector, el próximo Gobierno tendría dificultades para asumir las tareas de distribución y comercialización, porque requerirá dinero y subsidios para el sector.

La Planta eléctrica de Corinto es la más eficiente de Nicaragua Esa planta produce 17 kilovatios hora por galón de búnker. La Planta Managua produce 12.5 kilovatios por galón de búnker

“Sí en la actualidad Nicaragua tuviera el mismo porcentaje de generación hídro o térmica que tuvimos en 1990 y con el precio actual del búnker, la diferencia en la factura petrolera, sería de 66 millones de dólares menos”

“Estados Unidos consume 22 millones de barriles de petróleo diario. Nicaragua consume 10 millones de barriles al año. Es decir que en medio día, Estados Unidos consume lo que Nicaragua consume en un año”

“Actualmente en Nicaragua existen 12 proyectos de generación hidroeléctrica, medianos y grandes, con estudios de pre-factibilidad y factibilidad, entre ellos: El Barro, Boboké, Salto YY, La Sirena, Pajaritos, Pantasma, Valentín, Piedra Fina, El Carmen, Mojolka, Copalar, Tumarín”.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!