Deportes

Anielka encontró en el goalball un sentido para su vida

La joven cursa el segundo año de la carrera de Trabajo Social y Gestión del Desarrollo

Anielka-Palma,-3-veces-Campeona-Nacional-de-Goalball
Anielka Palma, 3 veces Campeona Nacional de Goalball |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Cuando apenas era una niña, Anielka Lissette Palma Rugama, asegura que la tristeza era parte de su diario vivir, pero una vez que conoció y practicó la disciplina de goalball todo cambió.

Desde hace más de cinco años, Palma, nacida en Waslala pero residente desde hace 15 años en Managua, es parte de la Selección Nacional de goalball, deporte con el que consiguió la medalla oro para Nicaragua en los Juegos Paracentroamericanos, realizados en Managua en el presente año.

Hace cuatro años había ganado medalla de bronce en el mismo torneo, pero realizado en San José, Costa Rica.

Palma nació ciega pero luego de una operación logró recuperar el 50 por ciento de la vista pero del izquierdo.

Auxiliada de un bastón para movilizarse, esta joven cuenta que desde niña le gustaba el deporte.

Practicó atletismo, pero en el Centro de Educación Especial para Personas con Discapacidad Melania Morales conoció al actual entrenador de la Selección Nacional de goalball Francisco Fonseca, quien las invitó a jugar.

“El goalball cambió mi vida. Ahora me ven así como medio loca, o que molesto o grito, pero no era así. Antes era amargada y agresiva, sentía que todo era igual en mi vida, no sabía que podía correr, competir, soñar. Cuando me pongo ese antifaz me siento libre, es genial, siento que puedo todo, que estoy completa, siento me transformo, es como tener poderes”, explica con una amplia sonrisa la muchacha de 21 años de edad.

Anielka también representó a Nicaragua en los Juegos Codicader y en campeonatos centroamericanos, obteniendo múltiples medallas, varias de las cuales son de oro.

Tras ganar la medalla de oro en los Juegos Paracentroamericanos, Palma hace unos meses inició su segundo año de la carrera de Trabajo social y gestión del Desarrollo en la Universidad Centroamericana (UCA).

“Mis compañeros me tratan con mucha igualdad, no me sobreprotegen”, comenta y agrega que una vez graduada, sueña con ayudar al sector discapacitado. “Quiero empoderar a los jóvenes acerca de las leyes y sus derechos”, agregó Palma, quien también es masajista.

La joven atleta también aspira a ser mamá en el futuro “Quiero que mis hijos se sientan orgullosos de mí. Quiero enseñarles que en la vida no necesitas ver para conocer y aprender”, finalizó.
mem/ybb

también te puede interesar