Deportes

Erasmo Ramírez amarra al Tampa Bay con nudo marinero

Lleva dos salidas de lujo con Seattle

Erasmo-Ramírez
Erasmo Ramírez |

Redacción Central |

El nicaragüense Erasmo Ramírez lanzó seis entradas de dos hits, una carrera, dos bases y cuatro ponches, para que los Marineros de Seattle vencieran 7-1 al que fuera su equipo hasta el pasado 28 de julio, los Rayos de Tampa Bay.

Fue la primera victoria del rivense con el uniforme de Seattle desde el 1 de abril del 2014, cuando derrotó 7-3 a los Angelinos.

El rivense tuvo su momento flojo en el segundo capítulo cuando en el segundo inning Corey Dickerson y Brad Miller le negociaron boletos, con hit intercalado de Wilson Ramos, pero liquidó al cubano Adeiny Hechavarría y Daniel Robertson para colgar el cero.

A partir de entonces retiró a 11 bateadores por su turno hasta que Kevin Kiermaier le disparó un doblete abriendo el sexto y después anotó la única de los Rayos, por elevado de sacrificio de Lucas Duda.

Los Marineros apoyaron desde el principio la apertura de Erasmo con un racimo de tres anotaciones en el mismo primer inning, y fueron agregando marcas en el score hasta que el dominicano Nelson Cruz dio el puntillazo con un jonrón el noveno.

El jonrón de Cruz (30) no sólo fue el más largo en la historia del Tropicana Field, con 482 pies (147 metros), sino su número 314 de por vida para empatar a Reggie Smith en el número 125 de la lista de todos los tiempos.

El balance del rivense en la temporada es de 5-4, con una efectividad de 4.52 en 89.2 entradas, en las que le batean 84 hits (15 jonrones) le anotan 49 carreras (45 limpias) regala 19 bases y receta 67 ponches.

Sus últimas dos salidas, incluido el duelo con JC Ramírez, suman 12 entradas, en las que permitió solo cinco incogibles y par de anotaciones, actuación buena para rebajar su efectividad de 5.10 a 4.52.

En el Tropicana Field, la casa del Tampa en la ciudad floridana de Saint Petersburg, conoce de 14 de los 30 juegos ganados por Erasmo en Grandes Ligas. Además lanza para 2.75 en 183 entradas.

Ahora que los Marineros luchan por un puesto de comodín en la Liga Americana y tienen a sus principales abridores en la lista de lesionados es el momento para que el derecho pinolero realce su valía.

El miércoles el nica volverá a escalar la colina para enfrentar a los Bravos de Atlanta.
mem/piz

también te puede interesar