Deportes

El boxeo nica y sus anhelos camino al 2017

La fanaticada pinolera no solo seguirá el andar del mejor libra por libra del planeta, Román “Chocolatito” González, otros pugilistas intentarán lucirse en los cuadriláteros del mundo

chocolatico
|

Redacción Central |

El boxeo nicaragüense dejó algunas cuentas pendientes para el 2017. Será un período en el cual varios de nuestros mejores pugilistas enseñarán su talento en los ensogados del mundo, aunque las miradas estarán posadas en el actuar del tetracampeón mundial Román “Chocolatito” González.

No obstante, la fanaticada pinolera no solo seguirá el andar del mejor fajador libra por libra del planeta, otros estilistas también sentirán el peso de ser una figura pública.

En cuanto a Román, se espera con ansias su revancha ante el exmonarca mexicano Carlos Cuadras luego de su victoria el pasado 10 de septiembre en el Fórum de Inglewood, en Los Ángeles. Igualmente, no pocos anhelan un duelo frente al japonés Naoya Inoue.

El asiático se ha ganado el respeto de la prensa especializada y la Revista The Ring, la Biblia del boxeo, lo coloca entre los principales exponentes de las 115 libras, peso en el cual reina hoy el nacido en nuestra Bendita Tierra.

Además de “Chocolatito”, resalta Byron “El Gallito” Rojas, quien logró una faja de la Asociación Mundial tras derrotar al sudafricano Hekkie Budler. No obstante, lo llamativo es que el primero puede que enfrente a su connacional Carlos “Chocorroncito” Buitrago, otro de mucha carretera.

El encontronazo de “El Gallito” versus Rojas puede hacerse realidad en el primer semestre del venidero año. Incluso, ambos pesos bajos podrían chocar en nuestro país, algo que, por demás, sería un incentivo para los peleadores.

Asimismo, miles ansían observar el programa que deje en escena a los capitalinos Félix “El Gemelo” Alvarado, quien ha construido una estable carrera en las 112 libras, y Cristofer Rosales. Otros pinoleros que pretenden formar parte de carteleras exitosas son Yesner “Cuajadita” Talavera y Alexander “Supernova” Espinoza.

Así que a base de sudor y mucho entrenamiento, el boxeo nica encarará un año cargadito de emociones y duelos constantes, con la vista puesta en mejorar actuaciones precedentes. Visto desde ese ángulo, no queda más que decir que la mesa está servida y a esperar llenos de orgullo el campanazo inicial de cada match.
mem/jos

también te puede interesar