Deportes

Tsunami de corrupción FIFA comienza a hacer estragos

Comprometedoras declaraciones de ex funcionario revelan fraude en elección de sedes de los mundiales. Interpol busca a seis personas vinculadas al caso y está en riesgo la Copa América del Centenario

fifa
FIFA |

Redacción Central |

Hace unos días comentamos que en la FIFA había comenzado la Copa Mundial del fraude, y no nos equivocamos. Cada hora transcurrida desde entonces ha sido, literalmente, un arrasador tsunami de eventos relevantes.

Este miércoles, por ejemplo, Chuck Blazer, un ex alto funcionario de la Federación Internacional de Fútbol Asociación, confesó que junto a otros ejecutivos aceptaron sobornos para elegir a Francia en 1998 y a Sudáfrica, en 2010, como sedes de la Copa Mundial.

Blazer ocupó el cargo de secretario general de la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (CONCACAF, por sus siglas en inglés) y fue miembro del comité ejecutivo de la FIFA hasta mayo de 2013, cuando le suspendieron por haber recibido de forma ilegal más de 20 millones de dólares de la CONCACAF.

En noviembre de 2014, se reveló que Blazer participaba en la investigación del FBI sobre la FIFA. Ahora se espera sea un testigo clave en el caso de corrupción en la institución que ya ha llevado a varios arrestos.

Las siete detenciones efectuadas hasta ahora de entre un grupo de 14 imputados por la justicia de Estados Unidos, podrían aumentar en las próximas horas. Y es que este miércoles la Interpol emitió una serie de alertas roja contra otras seis personas vinculadas a este escándalo.

Se trata de dos ex funcionarios de la FIFA y cuatro ejecutivos de empresas, ahora buscados por cargos que incluyen conspiración para el crimen organizado y corrupción, según publicó el organismo policial internacional en su portal web.

Las notificaciones rojas se han emitido en contra de las siguientes personas:

– Jack Warner, de Trinidad y Tobago, ex vicepresidente de la FIFA y miembro del comité ejecutivo, presidente de la CONCACAF, presidente de la Unión Caribeña de Fútbol, comúnmente conocida por sus siglas en inglés CFU (Caribbean Football Union) y asesor especial de la federación de fútbol de Trinidad y Tobago (TTFF).

– Nicolás Leoz, de Paraguay, exmiembro del comité nacional de la FIFA y presidente ejecutivo de la CONMEBOL.

– Alejandro Burzaco, Argentina, controlador principal de Torneos y Competencias SA, una empresa de marketing deportivo con sede en Argentina, y sus afiliados.

– Hugo Jinkis y Mariano Jinkis, nacionales argentinos, directores de Full Play Group SA, una empresa de marketing deportivo con sede en Argentina, y sus afiliados.

– José Margulies (también conocido como José Lázaro), brasileño, director de Valente Corp. y Somerton Ltd., empresas de radiodifusión.

Las notificaciones rojas es una forma mediante la que la Interpol informa a sus países miembros que una orden de arresto ha sido emitida contra un individuo por una autoridad judicial con el fin de localizar y detener a las personas buscadas con miras a la extradición o una acción legal similar.

Por otro lado, las consecuencias de este tsunami de corrupción comienzan a tocar el propio fútbol, ya que la celebración de la Copa América del Centenario, una edición especial a ser efectuada en junio de 2016 en Estados Unidos, podría estar en peligro de no realizarse.

El secretario general de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), José Luis Meiszner, dudó este miércoles que el torneo se lleve a efecto, según Reuters.

“El presidente de una de las confederaciones está detenido, las empresas titulares de derechos tienen bloqueados sus fondos. Nadie puede decir de manera seria que las cosas en el futuro van a ser como están previstas”, opinó Meiszner.

Veremos hasta dónde continúa elevándose la ola de este tsunami.

también te puede interesar