Deportes

Gigantes de San Francisco, la nueva dinastía de la MLB

La franquicia de la ciudad de las mil perspectivas se consolida como el mejor equipo de Grandes Ligas en la actualidad

Gigantes de San Francisc
Gigantes de San Francisco campeones de la Serie Mundial de la Grandes Ligas de Béisbol | Vive Lo Hoy

Alejandro Guevara |

Que los Gigantes de San Francisco se hayan coronado este miércoles como campeones de la Serie Mundial de Estados Unidos, ratifica solo una cosa: son la nueva dinastía que reina en las Grandes Ligas de Béisbol.

Este final no solo fue dramático (derrotaron en el séptimo juego a los Reales de Kansas City como visitantes, y por estrecho marcador de 3-2), sino de reafirmación para un equipo que desde 2010 ha venido consolidándose como uno de los mejores en la Gran Carpa.

Fue en ese año cuando rompieron una cadena de 56 años como franquicia sin ganar un título nacional, el primero para la ciudad de San Francisco.

Quizá algunos no sepan que los Gigantes nacieron en Nueva York y lograron cinco títulos en esa ciudad hasta que se mudaron a la costa oeste de Estados Unidos. De ahí en lo adelante, fue una “maldición”. Tuvo tres chances para ser campeón, sin lograrlo: 1962, 1989 y 2002. Pero súbitamente la historia cambió.

Hace cuatro años, cuando algunos ya comparaban su sequía de títulos con los Medias Rojas de Boston, quienes no saborearon las mieles del triunfo durante 84 años, dieron el gran batazo.

Lo cierto es que San Francisco hoy tiene una mística diferente. Son dirigidos por un francés, Bruce Bochy, quien proviene de una nación donde el béisbol no es tradición. Bochy, un director ganador, ya archiva más de mil 500 triunfos al frente de esa tropa, y en cinco temporadas conquistó tres títulos. Si tomamos como referencia lo difícil que es para un equipo repetir trofeo en la Gran Carpa, entonces sustentamos el argumento de que hoy son los mejores.

A diferencia de 2010 y 2012, en esta campaña San Francisco llegó como comodín a los play offs y tuvo que dejarse en el terreno la piel para levantar al trofeo.

Mucho tuvieron que ver en eso Pablo Sandoval, Hunter Pence, Buster Posey y Brandon Crawford con el bate al hombro y la defensiva, mientras Madison Bumgarner fue el caballo de batalla desde el montículo.

Fue este el quinto “Clásico de Otoño” que se jugó en siete partidos en los últimos 17 años.

Y para su archivo les dejo este resumen de las tres Series Mundiales ganadas por los Gigantes en las últimas cinco campañas:

Serie Mundial 2010

San Francisco 4-1 Rangers de Texas

Jugador Más Valioso: Edgar Rentería

Fue un Clásico de Otoño inédito, ya que los Rangers nunca habían llegado tan lejos; mientras, los Gigantes regresaban después de perder en 2002. Esta serie se inclinó del lado californiano desde el inicio, luego de ganar por pizarras de 11-7 y 9-0 en San Francisco. El tercer encuentro fue para los texanos por 4-2, pero todo se decidió después de eso, ya que los Gigantes triunfaron 4-0 y 3-1.

Serie Mundial 2012

San Francisco 4-0 Detroit

Jugador Más Valioso: Pablo Sandoval

Los Gigantes volvían a ser el mejor conjunto de la Liga Nacional y en dos años regresaron al Clásico de Otoño, y lo hacían para enfrentar a los Tigres de Detroit, quienes habían jugado por última ocasión en 2006. Otra vez San Francisco tenía la ventaja de local y sacó buenas cuentas de eso, al llevarse los primeros dos y únicos choques en su casa por 8-3 y 2-0. La confrontación viajó a Detroit, pero ese no fue factor para que las cosas cambiaran, porque las pizarras que se dieron fueron de 2-0 y 4-3 (esta última, en extrainnings). La tirilla combinada fue apabullante: 16-6 en carreras anotadas.

Serie Mundial 2014

San Francisco 4-3 Kansas City

Jugador Más Valioso: Madison Bumgarner

Los Reales de Kansas City terminaron con una espera de 29 años sin llegar a una Serie Mundial, pero a pesar de que obligaron a que hubiera un séptimo y definitivo encuentro, la experiencia de los Gigantes terminó siendo factor decisivo. Este compromiso resultó difícil de predecir. El primero y el quinto choque se decidieron con la joya de pitcheo de Madison Bumgarner, duelos que terminaron 7-1 y 5-0. El choque dos, tres y seis fueron para los Reales: 7-2, 3-2 y 10-0. Esta confrontación llegó a la otra orilla y este miércoles fue que se decidió que Gigantes ganaba su tercer título en cinco años, de la mano del bateo oportuno de Pablo Sandoval, Hunter Pence y Michael Morse, así como otra noche para lucirse de Bumgarner.

también te puede interesar