Deportes

Corredores africanos de países afectados por el ébola no podrán participar en maratón de Nueva York

EE UU aísla en Italia a una docena de militares provenientes de África

maratona
Maratón de Nueva York |

Redacción Central |

Como si fuera un tranquilizante ante ciertos aires histéricos, los organizadores del maratón de Nueva York  que se efectuará el domingo informaron que en esta oportunidad no tiene corredores procedentes de los tres países de África occidental afectados por el ébola.

Sólo un “reducido número” de competidores, en su mayoría del extranjero, se comunicaron y expresaron sus preocupaciones después que un doctor que atendió en África a pacientes infectados se convirtiera en la primera persona a la que se diagnosticó ébola en la ciudad, dijo la presidenta de la asociación Nueva York Road Runners (NYRR), Mary Wittenberg.

El Maratón de Nueva York se celebra desde 1970.

Diversas organizaciones caritativas como la UNICEF, que ha inscrito a corredores para recaudar fondos, donará los recursos a la atención de los enfermos de ébola en Guinea, Liberia y Sierra Leona.

La mayoría de los corredores favoritos para la victoria en el maratón del domingo provienen de Kenia y Etiopía, en África oriental, en el lado opuesto ql brote en el continente.

El año pasado Idrissa Kargbo un talentoso corredor de fondo de Sierra Leona, participó en el maratón de la ciudad de Nueva York gracias a que la asociación NYRR se enteró de su historia y le ofreció un lugar en la competición, mientras numerosas personas aportaron recursos para financiarle el viaje.

El médico neoyorquino que se contagió de ébola, Craig Spencer, es corredor y el año pasado terminó el maratón de esa urbe.

Mientras tanto, el ejército de Estados Unidos aisló en una base en Italia a 12 militares que participaron en la operación de apoyo logístico en la lucha contra la epidemia de ébola en África occidental, anunció el Departamento de Defensa.

Ninguno de ellos presenta síntomas de infección del virus, pero se ha tomado la decisión por una “abundancia de precaución”.

Los militares son examinados por personal médico en un lugar aislado en la base militar de EE.UU. en Vicenza, en el norte de Italia. “No se les permite salir” de la base, explicó un portavoz del Pentágono, el coronel Steve Warren.

El anuncio va más allá de los protocolos militares establecidos hasta ahora y llega después de que los estados de Nueva Jersey y Nueva York ordenaran este fin de semana que todos los sanitarios que hayan combatido la epidemia en África occidental pasen una cuarentena de 21 días a su entrada a EE.UU., lo que ha causado oposición en la Casa Blanca.

Entre los militares provenientes de África occidental aislados en Italia se encuentra el general Darryl Williams, que supervisó el despliegue inicial de soldados estadounidenses en esa región y es el jefe de la división africana del Ejército norteamericano.

también te puede interesar