Deportes

¿Alemania o Argentina?, esa es la cuestión

Por tercera vez el título de la Copa Mundial de Fútbol será disputado por la Mannschaft y la Albiceleste, un partido donde los europeos son favoritos

Alemania vs Argentina
Gran parte de las esperanzas argentinas están depositas en Lionel Messi |

Alejandro Guevara |

Alemania arrancó el pasado 12 de junio como la gran favorita para ganar la Copa Mundial de Fútbol que este domingo cierra sus puertas en Brasil. Los europeos, metidos en la final, se medirán ante otro de los equipos vaticinados como finalista: Argentina.

Será la tercera vez en que la Mannschaft y la Albiceleste tengan un cara a cara por la Copa. Antes lo hicieron en 1986, con la mítica victoria argentina de 3-2, y luego Alemania devolvió el golpe en 1990 tras su victoria de 1-0 por el penal anotado al minuto 85 por Andreas Brehme.

Si miramos a la historia de partidos entre estas dos selecciones, la balanza se inclina ante los sudamericanos. Han jugado 20 partidos, con nueve victorias para Argentina, seis de Alemania, y cinco empates. Ambos se han anotado 28 goles.

Esta vez, el duelo final en el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro no parece favorable para Argentina. La razón: Alemania se ha mostrado contundente y demoledora en todo el camino.

No solo por el 7-1 propinado a Brasil en semifinales -lo que sin duda hace mella sicológica en los argentinos-, sino por el arte para tratar la Brazuca demostrado ya en seis ocasiones.

Los germanos llegan con un equipo consolidado. Señalar fisuras es imposible. Si el once del campo no basta, tienen un banquillo de lujo en todas las posiciones. Argentina, seamos realistas, no goza de la misma soltura.

Para los sudamericanos, la victoria pasaría por Lionel Messi. El crack del F.C. Barcelona deberá comandar la victoria tal y como lo hizo hasta cuartos de final. Desaparecer como le sucedió en semifinales ante Holanda, podría ser catastrófico. Y lo tendrá difícil con una defensa que no solo lo “dobla” en tamaño, sino que de seguro le doblará la marca.

Al menos Joachim Loew pudo ver que la estrategia del holandés Louis Van Gaal fue esa. Marcaje férreo contra el argentino que evite haga de las suyas.

Para Alejandro Sabella, la historia de esta final también es diferente. Ante Holanda, ordenó a Javier Mascherano que no dejase crear a Arjen Robben, el hombre más desequilibrante de toda la “Oranje”. Y Mascherano cumplió con creces, pues hasta salvó un gol en las postrimerías del encuentro.

Pero en esta final, el “MasChe”, como lo bautizaron luego de ese juego, no podrá hacer lo mismo. En Alemania no solo crea un hombre, lo hacen todos.

Por tanto, la defensa argentina tiene que rayar en la perfección, no puede darse el lujo de cometer una sola falta, o lo van a lamentar. Ya lo saben, porque vieron hace unos días, cómo son de implacables los tanques cuando de anotar se trata.

A favor de los sudamericanos, si acaso, está su gran confianza. Mientras varios alemanes, incluido Loew han declarado que tratarán de hacer lo mejor que puedan para ganar el título, los argentinos se muestran confiados.

La prensa local compara al equipo con el de la cita de Italia 1990, y cree que puede revertir la historia de la final. Maxi Rodríguez, quien anotó el penal decisivo ante Holanda, afirmó no creer en la profecía victoria de Arjen Robben para con Alemania. Sergio “El Kun” Agüero, desestimó en propio suelo brasileño que el astro Neymar haya declarado su “apoyo” hacia su equipo. Ambos afirmaron que solo “escuchan” criterios de los argentinos, porque para ellos juegan. Esperemos que el exceso de confianza no se les convierta en tragedia.

Curiosidades de este partido que debes conocer

Alemania disputará su octava final en un Mundial, más que cualquier otra selección en esta competición. Han ganado tres títulos.

Alemania ha conseguido llegar a una final de la Copa del Mundo en cada una de las últimas siete décadas (1954, 1966, 1974, 1982, 1986, 1990, 2002 y ahora 2014).

Argentina va a disputar su quinta final en la Copa del Mundo, la ganó en dos ocasiones y perdió en otras dos.

Ningún enfrentamiento se ha repetido más en la final de un Mundial como el Alemania-Argentina.

Esta será la décima ocasión en la que un equipo europeo y otro sudamericano se enfrentan en la final del Mundial. Siete de esas finales las ganó el equipo sudamericano.

Ambos equipos se enfrentarán por séptima vez en un Mundial, sólo hay un duelo que se haya repetido tan a menudo como este, el Brasil–Suecia en otras siete ocasiones.

Alemania ha ganado tres veces y perdido una en sus anteriores seis enfrentamientos frente a Argentina en un Mundial.

Alemania eliminó a Argentina en el Mundial de 2006 (1-1 tras disputar la prórroga y 4-2 en la tanda de penaltis) y en el Mundial de 2010 (4-0 en los cuartos de final, la más abultada desde el mismo marcador ante Holanda en 1974).

Ningún equipo ha mantenido más veces su portería a cero en este Mundial 2014 como Argentina (cuatro, Alemania lo ha hecho en tres).

Argentina no ha recibido ningún gol en las fases eliminatorias de este torneo (a pesar de jugar la prórroga en dos de sus tres partidos).

En las últimas cinco ocasiones en las que Alemania se quedó sin marcar en un partido de la Copa del Mundo, perdió.

La última vez que Alemania marcó en un partido del Mundial y perdió fue en los cuartos de 1994 ante Bulgaria (1-2).

Alemania lleva invicto 17 partidos internacionales, con 12 victorias y cinco empates.

Argentina no ha ido por detrás en el marcador en ninguno de sus seis partidos en este Mundial  2014. Alemania solo ocho minutos (ante Ghana).

Argentina ha ganado cuatro de sus cinco tandas de penaltis en una Copa del Mundo, Alemania cuatro de cuatro (incluida la que disputó contra Argentina en 2006).

Miroslav Klose ha marcado más goles en la Copa del Mundo que cualquier otro jugador en la historia y más que todos los de la actual selección argentina juntos (16).

Solo Lothar Matthaüs (25) ha jugado más partidos en un Mundial que Klose (23, tantos como Paolo Maldini).

Klose es el único jugador de ambos equipos que ha disputado ya la final de una Copa del Mundo (2002, 0-2 ante Brasil).

Los argentinos Ángel di María y Marco Rojo lideran la clasificación en cuanto a centros al área en jugada en este Mundial,  Rojo (25) solo está superado por su compañero Di María (32).

Thomas Müller ha participado en 16 goles en la Copa del Mundo en sus 12 apariciones (10 goles y seis asistencias).

Müller (2010 y 2014) y Klose (2002 y 2006) son los únicos jugadores en la historia en marcar cinco o más goles en Mundiales consecutivos.

Müller es el primer ganador de la Bota de Oro que es capaz de igualar en un Mundial los goles anotados en el anterior (cinco en 2010 y cinco en 2014). También podría convertirse en el primer jugador que gana la Bota de Oro en Mundiales consecutivos.

Lionel Messi ha sido el jugador más creativo del Mundial 2014, ha creado 21 ocasiones de gol para sus compañeros de equipo.

Messi ha intentado 65 regates en lo que va de torneo, completando con éxito 39 de ellos, récord en este Mundial.

Ningún jugador alemán ha creado más ocasiones para sus compañeros en este Mundial 2014 que Mesut Özil (15).

Javier Mascherano es el que más pases ha dado en la competición (509). Mascherano es también el que ha hecho más entradas (28).

Andre Schürrle ha marcado tres goles en 159 minutos jugados en esta Copa del Mundo.

Solo Tim Howard (27) ha hecho más paradas en la competición que Manuel Neuer (23).

Lionel Messi ha marcado cinco goles en la Copa del Mundo hasta la fecha pero ninguno de ellos en las fases eliminatorias.

Ángel di María o Sami Khedira pueden convertirse en el décimo jugador que gana la Liga de Campeones y la Copa del Mundo en la misma temporada. Siete de los nueve anteriores habían sido alemanes (Bayern Munich 1974) junto con Christian Karembeu en 1998 y Roberto Carlos en 2002.

también te puede interesar