Deportes

Pedro Luis Lazo, el más grande pitcher cubano anunció su retiro

Deja escritas páginas de gloria en el béisbol cubano tras 20 años de triunfos y de demostraciones de dignidad ante quienes querían que abandonara a su patria

Pedro Luis Lazo dice ADIOS
Pedro Luis Lazo, un verdadero ícono del béisbol cubano, triunfante en los terrenos de su país y en innumerables competencias internacionales, anunció su retiro con cierta inevitable dosis de nostalgia pero con una sonrisa en los labios por saberse querido por su pueblo. | juventudrebelde.cu

Redacción Central |

Deja escritas páginas de gloria en el béisbol cubano tras 20 años de triunfos y de demostraciones de dignidad ante quienes querían que abandonara a su patria

Pedro Luis Lazo, un verdadero ícono del béisbol cubano, triunfante en los terrenos de su país y en innumerables competencias internacionales, anunció su retiro con cierta inevitable dosis de nostalgia pero con una sonrisa en los labios por saberse querido por su pueblo.

Son varias las aristas de la personalidad y accionar de Lazo que pueden y merecen destacarse en este momento cumbre de su vida donde dice adiós a su presencia en la lomita del diamante pero adelanta que seguirá trabajando para el deporte, en esta ocasión con los niños, los futuros campeones de la pelota cubana.

Si vamos a las estadísticas podemos comprobar que es el pitcher con más juegos ganados en series nacionales al acumular 257, el lanzador más destacado en los play off cubanos con 29 victorias, siete juegos salvados y 311 ponches propinados y un verdugo de los bateadores de los equipos contrarios a quienes sirvió nada menos que dos mil 426 ponches.

Dueño de un control envidiable y de una serenidad mostrada en los momentos más difíciles fue siempre el arma secreta que la selección nacional de Cuba guardaba a la hora de un relevo trascendente que, según sus propias palabras, era lo que más le gustaba.  Los equipos norteamericanos, tradicionales rivales de Cuba en el terreno pudieron muchas veces dar fe de ello al no lograr descifrar los lanzamientos de  Lazo.

Pero también la extraordinaria calidad  de Lazo como lanzador despertó muchas veces el apetito de los scouts que rondan a los equipos cubanos cuando salen al exterior para tratar de que cambien su patriotismo por dinero contante y sonante que ha corrido a chorros para  afectar al béisbol de la Isla.

Lazo también fue asediado muchas veces por estos mercaderes del deporte, casi siempre al servicio de los dueños de equipos de las Grandes Ligas cuyas ofertas vinculaban siempre el deporte con la política agresiva contra Cuba.

Ante ellos, Lazo fue tan gigante como en el montículo a la hora de lanzar y despreció ofertas por tentadoras que fueran porque nunca cambió su Pinar del Río, su terruño cubano y sus convicciones patrióticas por los dólares ofrecidos para que desertara de esos, sus amores.

Lazo se retira tras 20 años de batalla por el deporte cubano pero lo hace rodeado del cariño de su pueblo y dejando como legado una impresionante actuación que lo sitúa entre los más grandes de todos los tiempos.

también te puede interesar