Deportes

España recupera esencia y acaricia gloria en Sudáfrica-2010

(Especial de PL para La Voz del Sandinismo) Pretoria,La selección española de fútbol retornó a su esencia del trato prolijo al balón y control en el centro del campo, y obtuvo como premio su primera clasificación para una final de una Copa Mundial.

Redacción Central |

(Especial de PL para La Voz del Sandinismo) Pretoria,La selección española de fútbol retornó a su esencia del trato prolijo al balón y control en el centro del campo, y obtuvo como premio su primera clasificación para una final de una Copa Mundial.

Tras verse atascada por extensos pasajes en sus partidos previos frente a Portugal y Paraguay, en octavos y cuartos de final, por ese orden, la Furia Roja mostró en semifinales ante Alemania toda su capacidad para mover la pelota con lucidez.

España evidenció desde los primeros compases del cotejo su intención de apoderarse del Jabulani y monopolizar el sector medular de la cancha para dificultar el función creadora de Mesut Ozil y desconectarlo de sus compañeros.

Esa gran labor facilitó la tarea de la defensa que no afrontó demasiados problemas frente al equipo más ofensivo de la competencia hasta el momento, mientras su línea atacante generó las mejores opciones para abrir la cuenta.

La segunda mitad mantuvo el mismo cariz y el once germano logró perpetuar la igualdad hasta el minuto 73, en virtud de una eficiente estructura defensiva, con constantes relevos que impedían al cuadro adversario reflejar su dominio en la pizarra.

Sin embargo, uno de los secretos de la actual España es que ha aprendido a sufrir y esperar con paciencia su instante para definir, y esta vez lo consiguió de la manera más inesperada y dolorosa para su contrario.

En un tiro de esquina, el zaguero Carles Puyol aprovechó un despiste de la elevada defensa oponente y llegó desde atrás como una exhalación para cabecear con potencia ante el desconcierto de rivales que le superan por varios centímetros.

Una recompensa merecida para el mejor equipo sobre la grama del estadio Moses Mabhida de Durban, que consumó su objetivo de pelear por el título este domingo en el Soccer City de Johannesburgo, pero con un libreto diferente al inicial.

La fluidez característica ha aparecido a ráfagas, aunque lo suficiente para conjugarse con una notable solidez en la retaguardia y la autoconfianza que ha faltado durante décadas; los complejos y el pesimismo son cosas del pasado.

De esa forma, la Furia Roja se encuentra a las puertas de alzar su primera copa del orbe, la cual buscará ante otra selección que ha dejado atrás su fobia a la grandeza y llega con el mismo sueño.

Aunque no se puede adivinar quién ganará en Sudáfrica-2010, lo seguro es que este domingo el certamen consagrará a un campeón inédito.

también te puede interesar