Deportes

El curioso legado de Henry en Sudáfrica-2010

(Especial de PL para La Voz del Sandinismo)Pretoria.- Las discutidas manos de Thierry Henry en la repesca Francia-Irlanda constituyeron un mal precedente para la Copa Mundial de fútbol Sudáfrica-2010, escenario de varias acciones de ese tipo.

Redacción Central |

(Especial de PL para La Voz del Sandinismo)
Pretoria.- Las discutidas manos de Thierry Henry en la repesca Francia-Irlanda constituyeron un mal precedente para la Copa Mundial de fútbol Sudáfrica-2010, escenario de varias acciones de ese tipo.

Aquella jugada del experimentado atacante en el parisino estadio Saint Dennis generó un encendido debate, pero todo terminó en simple alharaca pues no pasó nada y los franceses viajaron a Sudáfrica, mientras los irlandeses se sintieron robados.

Varios meses después de la polémica, una discusión similar se ha generado en la lid universal alrededor del uruguayo Luis Suárez tras salvar a su equipo de la eliminación al impedir con sus manos la inminente diana de la victoria ghanesa en cuartos de final.

Numerosas voces y un sector de la prensa surafricana califican a Suárez de tramposo y nuevo villano, en recuerdo al discutido gol del astro argentino Diego Armando Maradona contra Inglaterra en la misma instancia en México-1986.

El DT del elenco suramericano, Oscar Washington Tabárez, rechaza de plano -con razón- cualquier alusión a que su escuadra llegó a las semifinales de forma inmerecida y sostiene que su dirigido actuó instintivamente.

Además, el veterano estratega explicó que el delantero del Ajax de Amsterdam pagó su infracción con una tarjeta roja y la suspensión para el partido de este martes ante Holanda, a la vez que Ghana se vio compensada con un penalti a favor.

Empero, las manos de Suárez apenas han sido unas de las tantas vistas en la decimonovena edición del certamen universal, casi todas sancionadas, con mayor o menor rigurosidad.

El ariete brasileño Luis Fabiano es de los pocos que salió ileso por utilizar (más bien abusar de) esa parte del cuerpo para marcarle su segunda anotación en el triunfo 3-1 sobre Costa de Marfil.

Menos fortuna corrió el argelino Abdulkader Ghezzal, quien trató de engañar al árbitro y se acomodó un balón con su brazo derecho, lo cual le valió la segunda tarjeta amarilla y la expulsión frente a Eslovenia.

En una situación muy similar a la del jugador uruguayo, resultó pillado el australiano Harry Kewell, quien igualmente evitó un tanto ghanés sobre la línea y recibió la cartulina roja, pese a su airada protesta.

A su vez, la defensa serbia pareció empeñada en patentar un nuevo estilo de desviar los centros de sus contrarios con las extremidades superiores, al sumar las manos dentro del área de Zdravko Kuzmanovic y Nemanja Vidic ante Ghana y Alemania, respectivamente.

también te puede interesar