Deportes

Argentina sin fútbol, el día después

Absoluta coincidencia, pero los porteños viven hoy un día tan apagado y gris como el ánimo de millones de hinchas que aún lloran la eliminación mundialista de Argentina por una implacable maquinaria futbolística alemana

Argentina sin fútbol
Argentina sin fútbol, el día después en Sudáfrica 2010 | daylife

Redacción Central |

Absoluta coincidencia, pero los porteños viven hoy un día tan apagado y gris como el ánimo de millones de hinchas que aún lloran la eliminación mundialista de Argentina por una implacable maquinaria futbolística alemana

Después de la impensada – por aplastante – derrota, cada quien se apresura a conjeturar sobre las razones del sonado fracaso y no hay medio donde no proliferen los análisis desde los más disímiles puntos de vista.

Tres delanteros sin fútbol y la falta de contención, fueron en opinión de la agencia de noticias Telam las claves de la eliminación argentina a manos de una Alemania atacó como indetenible marea.

El planteo táctico del director técnico de la albiceleste, Diego Armando Maradona, para el partido de ayer “hizo agua por todos lados”, sostuvo y agregó que con un esquema de 4-3-3 en cancha y sin Juan Sebastián Verón “Argentina se quedó sin un generador de juego”.

Maradona y su gente no vieron que Alemania empezaba por el medio y abría la punta y así llegó en todo el mundial a posiciones de gol, lamentó Telam antes de quejarse de que Messi no apareciera nunca en su nivel y bajara los brazos cuando quedaban chances de llegar al milagro.

Para el suplemento deportivo Cancha llena, después de la categórica derrota 0-4 ante Alemania, la albiceleste merece una refundación.

“El reloj de la selección atrasa porque se la orientó hacia la involución. Amiga del abismo, la Argentina se acostumbró a efusividades ficticias y sueños de papel. Un cachetazo de realidad la devolvió a su amargo sopor”, señaló.

La publicación considera además que Maradona leyó mal el partido: antes, durante y después, aunque apunta como comprensible el hecho que no desbaratara el eje ofensivo, porque era el único sostén creíble.

El diario Clarín, por su parte, se detiene sobre lo que cataloga como efectos colaterales de la derrota argentina, que atenuó la eliminación de Brasil y agigantó la clasificación a semifinales de Uruguay.

Un lugar exacto para mirar la imagen en el espejo y preguntarse dónde vamos, advierte y asegura que cuando pase el desbarajuste emocional podrá tomarse la verdadera medida de lo ocurrido en Sudáfrica, resultado de lo que se gestó mucho antes.

Ya no se podrá barrer bajo la alfombra ni mirar para otro lado y será la hora de verdadera autocrítica, apunta la publicación según la cual pese al duro revés la ilusión popular se renovará ante el próximo desafío: la Copa América 2011, en casa.

también te puede interesar