Deportes

Latinoamérica convence en mundial de fútbol, ¿Europa?

(Especial de Pl para La Voz del Sandinismo) Ciudad del Cabo.- Dos días sin fútbol en Sudáfrica es una rareza después de la maratón que mantuvo en vilo a la afición mundial, pero caen muy bien para las reflexiones que señalan la encomiable prestación de Latinoamérica en la lid.

Redacción Central |

(Especial de Pl para La Voz del Sandinismo) Ciudad del Cabo.- Dos días sin fútbol en Sudáfrica es una rareza después de la maratón que mantuvo en vilo a la afición mundial, pero caen muy bien para las reflexiones que señalan la encomiable prestación de Latinoamérica en la lid.

Brasil, Uruguay, Argentina y Paraguay en cuartos de final, sólo Chile eliminado in extremis por la poderosa canarinha y el más modesto Honduras en la fase inicial. Frente al ¿Bigfour?, las cuatro principales ligas de Europa, es un exitazo.

Al Viejo Continente le queda España como gran esperanza, mientras Francia, Italia e Inglaterra ya hicieron las maletas, los dos primeros en la primera etapa de la Copa FIFA y los Pross en octavos ante la Mannschaft alemana.

El campeonato español es considerado el número uno del orbe por la cantidad de estrellas que importa, seguido por Italia, Inglaterra y Francia. Alemania tiene una liga fuerte, pero inferior, lo mismo que Holanda.

Ya el Pibe de Oro Diego Armando Maradona, el DT de Argentina, adelantaba en los umbrales de la liza en suelo africano que Suramérica en particular venía a demostrar que su balompié es más sólido y auténtico.

Ironizaba al subrayar que le habían regalado la Copa del Mundo a España antes de comenzar la competición y aunque los ibéricos no están descartados de la lucha por el título, brasileños, argentinos e incluso teutones parecen más sólidos.

Quién sabe si es Holanda la sorpresa de la justa, Paraguay o Ghana, ojalá, para cambiar un poco las ecuaciones y los poderes de un deporte que si bien arrastra multitudes, se torna elitista por los salarios desproporcionados de una gran legión de futbolistas.

En esos contrasentidos impulsados por las finanzas, Europa se lleva a los mejores jugadores de casi todas las latitudes, mientras América Latina y el Caribe apenas puede desarrollar sus certámenes nacionales con modestia pero bastante calidad.

Los clubes se identifican más con sus respectivos países, y puesto que balones y canchas son parte de la vida cotidiana, no dejan de surgir canteras inagotables de futuras estrellas. Le tocaría ganar ahora en Sudáfrica para hacer justicia.

Sin embargo, con tantos errores arbitrales y esas locuras maravillosas que tiene el fútbol, nadie sabe. Ayer decía que me inclino por el cuarteto de Brasil, Holanda, Argentina y Alemania. Y hoy convalido la idea: de ahí saldrá el campeón de 2010.

también te puede interesar