Deportes

Japón con mucha labor clasificó junto a Holanda

(Especial de PL para La Voz del Sandinismo) Rustenburgo, Sudáfrica.- Con un hermoso juego de ataque, Japón derrotó hoy aquí 3-1 a Dinamarca por el grupo E de la Copa Mundial de Sudáfrica-2010 y clasificó con clase a los octavos de final.

Selección Jápon
Los japoneses, campeones asiáticos en 1992, 2000 y 2004, replicaron en dos oportunidades con su certero y orgánico juego de contragolpe a los 13 y 14 minutos. | es.fifa.com

Redacción Central |

(Especial de PL para La Voz del Sandinismo) Rustenburgo, Sudáfrica.- Con un hermoso juego de ataque, Japón derrotó hoy aquí 3-1 a Dinamarca por el grupo E de la Copa Mundial de Sudáfrica-2010 y clasificó con clase a los octavos de final.

Urgidos de la victoria para seguir en el torneo, los europeos crearon sus primeras opciones desde bien temprano y llegaron con peligrosidad a los siete y ocho minutos frente a los espacios concedidos por la defensa nipona.

El capitán danés Jon Dahl Tomasson lo intentó en una posición muy difícil, tras un centro de Christian Poulsen desde la banda izquierda, pero el balón salió lejos de la puerta, y luego Per Billeskov Kroldrup disparó fuera al aprovechar un saque de esquina pasado.

Los japoneses, campeones asiáticos en 1992, 2000 y 2004, replicaron en dos oportunidades con su certero y orgánico juego de contragolpe a los 13 y 14 minutos.

Primero Daisuke Matsui remató un centro cerrado de Yuto Nagatomo, pero el portero Thomas Soerensen salió rápido y neutralizó el disparo, y luego Makoto Hasebe sacó un zapatazo dentro del área, aunque la Jabulani se fue por encima del larguero.

La presión japonesa rindió sus frutos a los 17, al abrir la pizarra con un tiro libre directo, bien cobrado por Keisuke Honda, un balón cruzado y escorado, que sorprendió a Soerensen.

Más tarde, a los 22 minutos, Tomasson falló en su intento de igualar frente al guardameta Eiji Kawashima, luego de recibir un espectacular pase picado de Poulsen por encima de la zaga nipona.

Japón sepultó las esperanzas de la Dinamita Roja, de nuevo en el cobro de un tiro libre en el 32; Yasuhito Endo disparó un cañonazo desde 35 metros de la portería y el balón viajó a 109 kilómetros por hora según midieron las pistolas de velocidad para perforar la portería.

Los Samurais Azules mantuvieron su acecho al arco rival y en los 42, Yoshito Okubo falló un remate de chilena después de una preciosa pared.

La última ocasión nipona de la primera mitad llegó en el 45, con una incorporación de Yuichi Komano, tras un pase en profundidad, el zaguero se adentró en el área y disparó escorado por encima del poste.

En la segunda mitad, los japoneses no bajaron los brazos y en los minutos 47 y 48 inquietaron a los daneses, con un centro a media altura, al que llegó tarde Matsui, y luego Soerensen no midió bien la trayectoria del balón y la esférica pegó en el palo, tras el cobro de una falta por Yasuhito Endo.

Dinamarca, dirigida por el técnico Morten Olsen y campeona europea en Suecia-1992, perdonó otras dos veces en el 51 y 53.

Centro al corazón del área, peinó Tomasson y Thomas Kahlenberg remató fuera en el segundo palo y luego el delantero del Feyenoord falló un tiro al desperdiciar una habilitación de Lars Jacobsen.

Poco después, Kawashima le negó el grito de gol a Jacob Poulsen al despejar de puños un fogonazo a los 59.

Otras dos ocasiones claras tuvieron los europeos, pero perdonaron a los 69 y 71, primero lo intentó Christian Eriksen -entró a la cancha por Kahlenberg (m.63) y más tarde Tommason no acertó a rematar en posición cómoda.

Pese al evidente nerviosismo de la delantera danesa siguió su asedio al arco nipón y en el 80 Soren Larsen soltó una volea en la frontal que se estrelló en la madera, luego de un excelente control con el pecho. El atacante europeo sustituyó a

Kroldrup en el 57.

Cuando Dinamarca ya agonizada, el árbitro surafricano Jerome Damon pitó un penalti a favor de los vikingos por una falta de Makoto Hasebe sobre Daniel Agger a los 80 y luego Tomasson marcó en el 81 tras el rechace de Kawashima.

Los japoneses sentenciaron el encuentro a los 88 minutos, con un regate sensacional de Honda a Dennis Rommedahl dentro del área y pase de la muerte para Shinji Okazaki, quien marcó el tercer gol asiático a placer.

Con este triunfo, los discípulos de Takeshi Okada llegaron a seis puntos y escoltaron a los holandeses, líderes de la llave E, con nueve puntos.

En los octavos de final, los nipones enfrentarán a los paraguayos el martes en Pretoria.

también te puede interesar