Deportes

Hijos cumplen sueño mundialista de leyenda africana del fútbol

(Especial de PL para La Voz del Sandinismo) Pretoria.- El astro africano del fútbol Abedi Ayew -conocido como Abedi Pelé- jamás jugó una Copa del Mundo, pero a modo de compensación sus hijos Ibrahim y Andre participan con Ghana en Suráfrica-2010.

Redacción Central |

(Especial de PL para La Voz del Sandinismo) Pretoria.- El astro africano del fútbol Abedi Ayew -conocido como Abedi Pelé- jamás jugó una Copa del Mundo, pero a modo de compensación sus hijos Ibrahim y Andre participan con Ghana en Suráfrica-2010.

Como si el primer Mundial africano de la historia se negara a prescindir del legado de uno de sus futbolistas más legendarios, los vástagos del ex estelar delantero visten la camiseta de su país, que este miércoles se juega el pase a los octavos de final.

Pese a su innegable calidad, por la que llevó con dignidad el sobrenombre de Pelé, Ayew nunca tuvo la fortuna de participar en una cita universal y sus mayores éxitos se dieron a nivel de clubes, en especial con el Olympique de Marsella francés.

El habilidoso ariete colaboró de forma significativa en la conquista del principal título del equipo galo: la Liga de Campeones de 1993, además de ser uno de los primeros jugadores de Africa que brilló en Europa.

Ese año alcanzó por tercera vez consecutiva el premio al mejor jugador del continente, donde es un ídolo y muchos lo califican de futbolista más talentoso de todos los tiempos nacido en esta área geográfica.

Además de un motivo de orgullo, semejante palmarés constituye un tremendo reto para Ibrahim y Andre, particularmente para el segundo, quien se desempeña como centrocampista ofensivo, por lo que las comparaciones son casi inevitables.

A sus escasos 20 años, Andre -del Arles francés- ya ha mostrado saber cómo lidiar con la alargada sombra de su padre y tiene motivos para presentarse por sí solo, como el triunfo en el Mundial sub-20 de 2009.

El mediocampista capitaneó aquel plantel y junto a Dominic Adiyiah y el portero Daniel Agyei fue uno de los artífices de dicha proeza, consumada con el éxito en penaltis contra Brasil.

En la justa surafricana, Andre ha sido titular en los dos cotejos de las Estrellas Negras y en el primero, ante Serbia, estuvo a punto de marcar un tanto de cabeza.

A su vez, Ibrahim, de 22 años, se ganó un puesto en la selección con su desempeño en la Copa Africana de enero pasado, en Angola, en la cual quedaron subcampeones, por detrás de Egipto.

Para Ibrahim, defensa del Zamalek egipcio, el camino a la gloria será más rocoso aún, pues no sólo deberá resistir las comparaciones con su padre, sino también con su hermano menor.

 

también te puede interesar