Deportes

¿Profesionales sin bandera?, un problema del fútbol mundial

Por Michel Dalí (Especial de PL para La Voz del Sandinismo) Port Elizabeth, Sudáfrica, Algunos resultados recientes en la Copa Mundial de Fútbol de Sudáfrica-2010 reactivaron el tema de la desidia de ciertos jugadores profesionales que aparentan poco amor a la bandera y a la camiseta.

Redacción Central |

Por Michel Dalí (Especial de PL para La Voz del Sandinismo) Port Elizabeth, Sudáfrica,  Algunos resultados recientes en la Copa Mundial de Fútbol de Sudáfrica-2010 reactivaron el tema de la desidia de ciertos jugadores profesionales que aparentan poco amor a la bandera y a la camiseta.

El ejemplo más desastroso hasta ahora es el de Francia. Un equipo que llegó al torneo en calidad de subtitular del orbe y con jugadores bien probados en las ligas europeas. Por ahora, cero gol y una apatía en la cancha desconcertante.

Al punto que el otrora astro alemán, campeón mundial como jugador y entrenador Franz Beckenbauer, comentó a la prensa que la actuación de los franceses los mostraba como un “equipo indigno” de participar en el certamen en tierras surafricano.

Un poco de todo. Se antoja inconcebible que un conjunto con figuras de Bayern Munich (segundo de la Champions League), Chelsea (monarca de Inglaterra) y Barcelona (ganador en España), entre otros, no pueda ni siquiera rendir un papel aceptable.

Plantea una crisis absoluta y confirma críticas muy duras que señalan a Les Bleus como un grupo de ambiciosos futbolistas motivados únicamente por el dinero. El técnico, Raymond Domenech, es por supuesto, el gran culpable por su incapacidad de dirigir.

Sin embargo, Domenech se beneficia ahora de otros malos ejemplos que ya se hacen visibles en la liza, como Inglaterra, una escuadra plagada de talentos del balompié que a duras penas consiguieron dos grises empates frente a Estados Unidos y Argelia.

Al menos, los ingleses tiran a puerta, para decirlo “tout de go”, la expresión francesa del siglo XVII que implica hablar sin rodeos, directamente, sin protocolos. Sin embargo, Rooney y las porterías rivales, divorciados.

Mejores Lampard y Gerrard, ligeramente, como para poner en tela de juicio la labor del preparador italiano Fabio Cappello.

Para el club de los “fuera de lugar” ya recibieron un llamado los españoles, que simplemente necesitaron de una lección en defensa y entrega de la modesta Suiza.

Si los Xavi y Xabi, Villa Casillas e Iniesta entendieron la señal de alarma, la Furia Roja podrá demostrarlo ante otro once sin nada que perder y mucho por ganar, Honduras.

Ojalá me equivoque y no sean los millones de euros o dólares más relevantes que representar el honor de cada país. Por el bien del fútbol, a pesar de la omnipotente FIFA.

también te puede interesar