Deportes

Inferioridad numérica australiana arranca empate a Ghana

(Especial de PL para La Voz del Sandinismo)Rustenburgo, Sudáfrica.- Australia, con un hombre de menos, empató 1-1 ante Ghana en partido del grupo D de la Copa Mundial de Fútbol de Sudáfrica en el estadio Royal Bakofeng de esta ciudad.

Redacción Central |

(Especial de PL para La Voz del Sandinismo)
Rustenburgo, Sudáfrica.- Australia, con un hombre de menos, empató  1-1 ante Ghana en partido del grupo D de la Copa Mundial de Fútbol de Sudáfrica en el estadio Royal Bakofeng de esta ciudad.

Con goles del centrocampista Brett Holman en el minuto 11 y del delantero Asamoah Gyan (25) por penal, la igualdad complicó aun más el panorama de la clasificación a los octavos de finales en esta llave, y ahora deberá ocurrir la última jornada para saber el dúo que avanza a esa fase preliminar.

Los “socceros” sintieron la presión de Ghana en el centro del campo desde los primeros momentos del encuentro; la meta era tomarles de sorpresa y robarles la iniciativa.

Sin embargo, Australia movió su juego para tratar de quitarse de encima la imposición ghanesa, consciente de que los tres puntos del triunfo le mantendrían con vida en este Mundial.

Pero el serbio Milovan Rajevac, director técnico de las Aguilas Negras, no quiere perder tiempo e indica a sus hombres avanzar a la zona de peligro de sus rivales.

Boateng, Asamoah, Annan, Gyan, Ayew, los hombres de la ofensiva ghanesa, hacieron lo suyo en pos del gol.

Pese al esfuerzo de los africanos por llevar las riendas del partido, un error del cancerbero Faruk Kingson que no pudo retener el balón tras el cobro de una falta, permitió al centrocampista Brett Holman golpear al Jabulani para adelantar a su equipo a los 11 minutos.

Con algunos acercamientos que preocuparon al director técnico de los australianos, el holandés Pim Verbeek, las Aguilas Negras tocaron mejor el balón para facturar situaciones de peligro detenidas muchas de ellas por el portero Mark Schwarze quien estuvo realmente muy acertado.

Tras el cobro de un tiro de esquina logrado por el centrocampista  Kwadwo Asamoah el delantero australiano Harry Kewell golpéo el balón con la mano y el árbitro italiano Roberto Rosetti cantó penalti y le aplicó al infractor tarjeta roja directa y la expulsión del duelo.

El  delantero Asamoah Gyan fue el encargado de hacer el tiro del castigo que burló caprichosamente a Schwarze para emparejar el marcador empatado a uno en el minuto 25.

Con un hombre menos sobre el terreno los australianos, recordados por su tenaz resistencia a la derrota, no decayeron en su intento, y pese a que Ghana dominó el balón, no pudieron batir la defensa de los pupilos de Verbeek, al menos en el resto del primer tiempo.

Con algunos cambios  en los primeros minutos del segundo parcial,   ambos seleccionadores buscaron sus vías para conseguir el triunfo, algo que para los “aussies” parecería un imposible. Pero la realidad resultó bien distinta.

Tras dominar el balón la primera media hora del segundo tiempo y de tener las mejores opciones para convertir, los ghaneses no pudieron doblegar a un equipo que no solo jugó con un hombre de menos sino que los empujó a jugar solo en sus predios.

Con esporádicas salidas de contragolpe los africanos se fueron diluyendo entre la idea del triunfo y una férrea defensa antagónica que no les permitió disfrutar de su mayoría numérica  ni les dio mayores libertades.

Nuevamente la historia de la tenacidad australiana  escribió otro capítulo.

también te puede interesar