Deportes

Alegrías y tristezas, balance del Mundial de Atletismo

Terminó el XII Campeonato Mundial, para algunos la alegría, otros regresan con una tristeza intima por no coronar la gloria

Berlin
Alegrías y tristezas, balance del Mundial de Atletismo | Getty Images

Redacción Central |

Terminó el XII Campeonato Mundial, para algunos la alegría, otros regresan con una tristeza intima por no coronar la gloria

El XII Campeonato Mundial de Atletismo realizado en Berlín, Alemania, fue calificado de notable éxito por el senegalés Lamine Diack, Preidente de la Federación Internacional   de la disciplina (IAAF), al intervenir en la última conferencia de prensa en la jornada de clausura ante autoridades y prensa general que cubrió las incidencias de un certamen que hoy ya es historia.

El máximo directivo de los destinos del atletismo dijo que en  esta reunión veraniega los  resultados generales respondieron al alto nivel cualitativo de los participantes que se hicieron presentes en la capital berlinesa, una ciudad hermosa, rica en su historia y en su cultura que compartió con los visitantes de una manera diferente.

—-0000—-   

El Jamaicano Usain Bolt, recordista mundial de los 100 y 200 metros y ganador de medalla de oro además en el 4 x 100, fue el atletas más relevante de la cita. Se convirtió con sus tiempos de 9,58 y 19,19 segundos en ambas pruebas, en el hombre más famoso del universo, el más admirado y perseguido por la prensa Internacional.

Nunca podré olvidar Berlín, tampoco su pista azul. Ha sido todo maravilloso aquí, expresó el más grande velocista que recuerde la historia del atletismo. El jamaicano hizo entrega a la ciudad de Berlín de un par de zapatillas naranjas, las habituales que usa en las competencias.

Por su parte, las autoridades berlinesas le harán llegar una pintura con su imagen  de tamaño natural, hasta su centro de entrenamiento en Jamaica como muestra de admiración, cariño y respecto.

—-000—-    

En Berlín se reunieron  1984 Atletas – 1086 hombres y 898 mujeres se implantaron 3 récord de mundo, dos certificados por el ya celebre Usain Bolt y el otro de la polaca Anita  Wlodarczyk en el martillo con un envio de 77,96 metros .. Para el evento se impusieron  nueve , se registraron ocho en el área  y se inscribieron 57 marcas nacionales. De las 201 Federaciones  Nacionales presentes, 34 países alcanzaron medallas.

En la última conferencia de prensa se reconoció el apoyo de los berlineses a su mundial: Me gustaría dar las gracias a todos ellos por su naturalidad, su entusiasmo y su actitud deportiva, siempre dispuestos a aplaudir a todos los atletas, y no sólo a los alemanes, afirmó Lamine Diack, quien felicitó de manera especial a los atletas de esa nación por sus resultados y sencillez.

—-ooo—–

Según estadísticas brindadas por la IAAF en Alemania se consiguió un promedio de 5 millones de tele audiencia y durante la final de los 100 metros masculino se logró un 9,9 millones y 8,6 durante la prueba de salto alto donde la croata Blanca Vlasic alcanzó el oro con 2,04 metros , aunque una vez más fracaso en  su intento por desbancar el 2,09 impuesto por  Stefka Kostadinova, de Bulgaria, el 30 de agosto de mil 987 en Roma, Italia.

No se ofrecieron datos de la tele audiencia que siguió la competencia en el mundo, aunque se habló de 3 a 4 millones en Francia, ,3,5 en Gran Bretaña y entre 4 y 5 en Japón. Sin embargo el sitio oficial de la página WEB de la IAAF tuvo en Osaka 2007,  340 mil visitantes diarios, en  Berlín,en cambio, logró un millón de visitas en 2  de los 9 días de calendario lo que constituye un récord impresionante.

—ooo—-

De muy emotivo, por otra parte, fue la presencia de las familias de Jesse Owens y Luz Long, que entregaron  las medallas del salto de longitud masculina. ” La idea  exaltó los valores humanos de nuestro deporte, pasado, presente o futuro ” dijó Lamine.

Hace 73 años, en este mismo estadio, pero durante los juegos Olímpicos de Berlín 1936, el estadounidense Lesse Owen se llevó cuatro medallas de oro a su país, y una de ellas fue en el salto largo donde protagonizó una tensa batalla frente al local Luz Long, y nada menos que con la presencia del tristemente recordado Adol Hitler.

Durante la batalla Long y Owens trabaron una amistad muy sincera al extremo de que el alemán en medio de la competencia le dio unos consejos a Jesse para que mejorara su carera de impulso. Al final el estadounidense venció.

Ante la mirada reprobadora de Adolf Hitler, que llegó a abandonar el palco de autoridades, con rabia visible y frenética perreta, el atleta negro asestó un duro golpe a las teorías nazis sobre la superioridad aria y se consagró como un gran campeón, precisamente en un memorable pulso con un representante local, Luz Long.

Entonces como un símbolo hermoso quedó aquella amistad entre long y Owens. Kai  Long , quien no pudo hablar con su padre del histórico encuentro con Jesse, ya que él nació en  1941,  Luz falleció en 1943 en Sicilia, y Marlene Dortch,   la nieta de Jesse ,se reunieron como invitados especiales a la ceremonia de entrega de  las medallas del salto de longitud.

Fue un aviso  de paz y Buena voluntad para este planeta cuando le impusieron al ganador de la prueba, el estadounidense Dwight Phillip su título dorado. El Olímpico de Berlín se estremeció.

——ooo—–

Terminó el XII Campeonato Mundial, para algunos la alegría,  otros regresan con una tristeza  intima por no coronar la gloria. Pero la familia del deporte, y en especial la del atletismo se unió una vez más en una lucha fraternal de voluntades ,  esfuerzos y sacrificios, que siembra lazos de amistad entre los pueblos y eso es más importante que cualquier medalla. Triunfó, por encima de todo, el mensaje de PAZ.

también te puede interesar